-

septiembre 9, 2014 8:56 am

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, anunció ayer la liberación de 1.200 prisioneros bajo control de los separatistas pro-rusos, en el marco del alto el fuego acordado el viernes pasado. “Durante los últimos cuatro días hemos logrado liberar a 1.200 rehenes”, dijo Poroshenko, citado por los medios locales, tras su llegada a la ciudad de Mariúpol (mar de Azov), sede provisional del gobierno regional ucraniano de Donetsk.

El canje de prisioneros de guerra mediante la fórmula “todos por todos” es uno de los aspectos principales del protocolo de 12 puntos firmado en Minsk para conseguir un alto el fuego entre el Ejército ucraniano y los separatistas. Según el líder de la autoproclamada república popular de Donetsk, Alexandr Zajárchenko, el miércoles será el turno de Kiev para liberar a los rebeldes que estén en su poder.

Poroshenko llegó hoy a la zona de conflicto cuando se cumple la cuarta jornada desde que ambos bandos acordaran en Minsk un cese de las hostilidades. “Ya estamos en Mariúpol. Ésta es nuestra tierra y no se la entregaremos a nadie. ¡Viva Ucrania!”, dijo. El presidente también informó sobre el rescate de otros 33 soldados ucranianos cercados por los insurgentes. Las fuerzas de seguridad ucranianas reconocieron este lunes que la situación en la zona es estable, aunque durante la noche hubo varios intentos de aproximación hacia Mariúpol por parte de los insurgentes pro-rusos.

Tanto el mando militar ucraniano como los sublevados han denunciado violaciones de la tregua acordada en Minsk desde el mismo momento en que fuera decretada a las 18 hora local del viernes pasado. Precisamente, los incidentes más graves se registraron este fin de semana en Mariúpol, ciudad estratégica que los rebeldes, los cuales según Kiev cuentan con ayuda militar directa de Rusia, fracasaron en arrebatar a las tropas ucranianas antes del alto el fuego.

El presidente de turno de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), Didier Burkhalter, admitió hoy que no es optimista “en absoluto” en relación al alto el fuego en Ucrania.

Dejá tu opinión

comentarios