0012189177

febrero 12, 2015 10:56 am

Un nuevo diseño en los mapas oficiales de la República Argentina genera conflictos entre los alumnos. Es que ubica a la Antártida en la misma escala que las provincia, produciendo cierta confusión entre los chicos, acostumbrados a los mapas convencionales.

Los docentes no quieren utilizar los nuevos diseños geográficos del país, ya que consideran que mostrar en igual escala a todas las provincias y la Antártida provoca molestia y rechazo entre los alumnos. A esto se le suma que la provincia de Tierra del Fuego aparece mucho más grande que en los mapas convencionales.

Cristina Carballo, doctora en Geografía Social en la Université du Maine (Francia) explicó que “lo primero que define a la nación es el territorio, y los mapas son una herramienta para generar una representación, una herramienta geopolítica”.

Consultada por los inconvenientes que pudieran tener las nuevas representaciones cartográficas, la profesional dijo “creo que los docentes no pueden trabajar con estos mapas, ya que hay que tener en cuenta el punto de vista escolar, el cual debe ser didáctico y cognitivo”. Agregó también que “la escala tradicional es más adecuada para el trabajo en el aula, y la nueva trae una seria deformación”.

En 2010, el Congreso sancionó la ley 26.651, la cual obliga a todas las escuelas a usar el mapa que muestra el territorio antártico en la misma escala que el resto del país, mientras que en los planos anteriores se lo suele colocar a un costado, y en escala menor”.

“El encargado de validar los mapas es el Instituto Geográfico Nacional, por lo tanto las editoriales no pueden publicar nada si no está aprobado por dicho organismo”, sostuvo Carballo.

Por otro lado, y en consonancia con las palabras de la doctora en Geografía, María di Nápoli, jefa de producto de Editorial Ángel Estrada, empresa propietaria de las marcas Rivadavia y Laprida, explicó que “de los cinco millones de mapas argentinos, el antiguo se vende 50 veces más que el nuevo”.

Dejá tu opinión

comentarios