tapa

octubre 7, 2016 7:00 pm

El sistema de “puertas giratorias”, en otras palabras, cuando un delincuente es atrapado por la Policía y a las pocas horas es liberado, cada vez se aplica con mayor frecuencia, atado al fenómeno del hacinamiento de las cárceles locales. Los jueces, primeros entendidos en el tema, no tienen otra alternativa que liberar a los procesados e imputados por “falta de lugar”.

Lo cierto es que tanto el Penal de Boulogne Sur Mer como el de Almafuerte, se encuentran en un estado deplorable.

Celdas a la intemperie, habitáculos destrozados y sin luz, escasez de agua y baños fétidos sin cañerías, son algunas de las falencias más preocupantes que reflejan el inhumano panorama carcelario provincial.

Penales superpoblados

Por la restricción de excarcelaciones propuesta por el Gobierno de Alfredo Cornejo, se espera que el cupo carcelario aumente para recibir a 400 nuevos presidiarios. Sin embargo, el espacio físico que demanda la modificación del Código Procesal Penal “no alcanza” con el disponible actualmente.

Según informaron fuentes judiciales y policiales, la falta de camas asciende a 720, y por eso, de aplicar el freno a la “puerta giratoria” propuesto por el Gobierno, se calcula que más de 1.000 presidiarios no tendrán lugar donde dormir. “Este tipo de situaciones se presentan cuando el sistema penitenciario no escapa a las leyes generales de un país donde la veracidad de las estadísticas fue dinamitada en los últimos años”, comentó sobre la situación el abogado penalista Ulises Garay.

Por otra parte, Franco Palermo, ex codefensor de Ejecución Penal en Almafuerte, aclaró que durante los últimos diez años se ha producido un “uso arbitrario de la determinación del cupo carcelario por parte del Servicio Penitenciario Provincial y el Poder Ejecutivo”, debido a que “el número de sujetos que pueden ser trasladados en una unidad de ejecución penal respetando condiciones dignas y humanas no ha sido definida ni establecida con claridad por normas específicas y por ninguno de los tres poderes provinciales”.

Este hecho derivó en que la capacidad de Almafuerte registró desde 2009 al 2011 un aumento del 123%, y desde 2011 a 2014 un 21%. En este punto, vale la pena aclarar que en estos períodos no se hicieron trabajos de ampliación de los espacios.

Inseguridad latente

Las últimas encuestas en la provincia sobre sensación de inseguridad hablan a las claras de un incremento del miedo en la sociedad.

Inclusive, un relevamiento de opinión realizado entre los lectores de este medio, asegura que la mayoría de los vecinos les tienen temor a banditas de delincuentes conocidas por todos en el barrio. Este fenómeno, sin dudas, está relacionado a la “puerta giratoria”, ya que la mayoría de los chorros por todos conocidos tienen antecedentes y nunca cumplen condena.

La gente se da cuenta de la situación y el miedo no es sonso: el mismo que hace poco robó, camina tranquilo por las calles, se deja ver con impunidad y, naturalmente, resurge el pánico.

Nuevo régimen de prisión

Con el fin de modernizar la forma en que se decide quiénes deben estar en situación de encierro, ya está en marcha el nuevo Régimen de Prisión Preventiva, con cambios sustanciales.

Por ejemplo, en un supuesto caso de violación, en el que se plantea que una mujer es abusada por un hombre de buena posición económica, que la lleva por la fuerza a un descampado, y allí, mientras comete el delito es sorprendido por testigos, con la legislación anterior, para no dejarlo libre el fiscal debía probar la peligrosidad del sujeto y la posibilidad de que se diera a la fuga o evadiera la acción de la Justicia. Dada la condición económica del atacante, seguramente quedaría en libertad hasta que no se dictara sentencia firme, y para que el culpable fuera condenado pasarían entre tres y cinco años.

Con la nueva norma, en cambio, el fiscal acreditará que el hombre fue sorprendido in fraganti y aprehendido por la Policía. En ese caso, el juez dictará prisión preventiva y el violador quedará detenido hasta que se le dicte la sentencia definitiva.

Dejá tu opinión

comentarios