Mapa de zona en Conflicto

septiembre 2, 2014 9:01 am

El proyecto de crear un estado independiente en el este de Ucrania, es algo que han venido sugiriendo en los últimos meses diversos responsables rusos, pero el presidente Vladimir Putin no lo había hecho hasta ayer. Durante una entrevista difundida el domingo por el Primer Canal de la televisión rusa, Putin ha instado a que las autoridades de Kiev entablen conversaciones,”sin pérdida de tiempo”, con los separatistas sobre la “estatalidad” del este de Ucrania.
“Hay que abordar sin pérdida de tiempo conversaciones sustanciales, pero no sobre aspectos técnicos, sino sobre cuestiones de organización política de la sociedad y la estatalidad en el este de Ucrania”, declaró este domingo el máximo dirigente ruso ante las cámaras de televisión.
El pasado viernes, durante un encuentro con las juventudes de su partido, Putin se refirió por primera vez a los rebeldes pro-rusos que luchan contra las tropas ucranianas en las regiones de Donetsk y Lugansk como los “defensores de Novorossia” (Nueva Rusia). Así se llamaba en la época zarista los territorios que se extienden a través de todo el sur de Ucrania, desde Lugansk y Donetsk hasta Moldavia.
El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, explicó después que emplear el término “Novorossia” no encierra nada censurable. “Así se denominó históricamente ese territorio”, afirmó Peskov. No obstante, y para suavizar el tono ante la amenaza de más tensiones con Occidente, Peskov matizó ayer que el deseo de Putin es que Donetsk y Lugansk continúen perteneciendo a Ucrania. Pero, según el portavoz presidencial, todo depende de la capacidad del presidente ucraniano, Piotr Poroshenko, de llegar a un acuerdo con los separatistas.
De acuerdo con sus palabras y pese a las “evidencias” de que Rusia envía a Donetsk y Lugansk armas, mercenarios y hasta unidades de élite, “esto no es un conflicto entre Rusia y Ucrania , sino un problema interno de Kiev”. La postura de Poroshenko sigue siendo que los insurgentes pro-rusos son “terroristas” y como tales hay que tratarlos.
El viernes, al tiempo que elogiaba a los separatistas de “Novorossia”, Putin tachó a las tropas ucranianas de “nazis” por emplear la artillería contra ciudades repletas de civiles. “Por triste que sea, esto me recuerda a la II Guerra Mundial, cuando los ocupantes alemanes fascistas rodearon con sus tropas ciudades de nuestro país, como Leningrado, y dispararon contra esas poblaciones y sus habitantes”.
El presidente ruso negó, sin embargo, que existan actualmente unidades rusas en suelo ucraniano, salvo los paracaidistas que, según sus propias, palabras, entraron en Ucrania por error. Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN no se creen nada de lo que dice Putin y en una semana, según lo acordado el sábado en Bruselas, la UE podría acordar un nuevo paquete de sanciones contra Moscú.
Al mismo tiempo, otro convoy ruso de “ayuda humanitaria” se aproxima a la frontera con Ucrania. Además está prevista en Minsk, la capital de Bielorrusia, una reunión del Grupo de Contacto formado por representantes rusos, ucranianos y de la OSCE para tratar de pactar un alto el fuego duradero.

Dejá tu opinión

comentarios