Zooterapia

agosto 16, 2016 12:47 pm

Este es el nombre con la se denomina a la terapia asistida con animales para ayudara a personas que presentan afecciones físicas o psicológicas que de alguna u otra manera han disminuido sus capacidades y que los afectan en el plano social, emocional o físico.-

Desde tiempos remotos los animales han servido en muchos aspectos, desde los más primitivos vinculados a provisión de alimentos y abrigo o como fuerza de trabajo y transporte. La compañía de animales reconforta física, anímico y espiritualmente  a las personas que disfrutan de su presencia.

Los beneficios obtenidos de tener animales en nuestras vidas está comprobado en el plano científico  y fundamentalmente en los aspectos psicológicos de las personas. Los animales permiten que desarrollemos profundos e incondicionales vínculos afectivos desprovistos de interés. Nos alegran la vida y permite que los niños aprendan a respetar a otros seres diferentes a ellos, los ayuda a adquirir  responsabilidades a través de los cuidado propinados y hasta pueden visualizar el ciclo de la vida a través de ellos cuando se reproducen, envejecen e inclusive cuando abandonan nuestras vidas.

Estas características especiales dieron lugar a que se experimentara de manera más sistemática y profesional a la utilización de animales para ayudar a diferentes afecciones y trastornos psicofísicos de las personas. Esta disciplina se denomina Zooterapia y busca explotar y potenciar los beneficios que nos brindan los animales para el mejoramiento y recuperación de alteraciones emocionales e inclusive físicas.

La historia de la zooterapia se remonta a 1792 donde se desarrollaron las primeras experiencias en personas con alteraciones mentales. Posteriormente aparecen antecedentes en Bethel  (Biefeld, Alemania)  hacia el año 1867 donde se utilizó animales para terapia de epilépticos. Hoy en día es un sanatorio que atiende miles de pacientes  con  trastornos físicos y mentales, donde los animales forman parte activa del tratamiento.

En 1944, la Cruz Roja Americana, organizó el primer programa terapéutico de rehabilitación con animales para los aviadores norteamericanos. Se considera que el padre de la zooterapia es el Dr. Boris M. Levinson, corría el año 1953,  cuando descubrió casi por casualidad como su perro Gingles con sus lamidos y juegos afectuosos, estimulaba a un niño con problemas crecientes de retraimiento severo. Gingles se había “colado” sin permiso al consultorio del doctor el cual observó el efecto positivo que podría generar su mascota en determinados casos.

Esta experiencia junto a innumerables casos más, quedaron condensadas en el libro “Psicoterapia Infantil Asistida Por Animales”. Allí relata con detalles las experiencias vividas con pacientes muy introvertidos que se desinhibían con la presencia de su mascota.

Posteriormente en 1966, Erling Stordahl, músico ciego, fundó el centro Beitostolen, en Noruega, para la rehabilitación de invidentes y minusválidos. Caninos y equinos intervinieron en el programa para animar a los pacientes a hacer ejercicio. Estas primeras experiencias dieron lugar a una corriente que cobró fuerza con los años hasta llegar a  actualidad donde constituye una terapia con mucha aceptación en el  mundo.

Animales Asistentes

Si bien el eje terapéutico de esta terapia está basado en la mascota y ésta es un eslabón crucial e importante, no es la única ya que este tipo de asistencia debe ser llevada a cabo por un equipo interdisciplinario que incluye médicos, psicólogos kinesiólogos, veterinarios y asistentes terapéuticos de los más variados orígenes del plano profesional de la salud.

La selección de los animales es un proceso clave donde el plano de salud física y sobre todo el equilibrio emocional o salud etológica, léase psicológica, es quizás el punto más importante a tener en cuenta. Dentro de las razas caninas las más populares para este trabajo son los Labradores, Golden Retriever e infinidad de mestizos aptos para las labores ya que solo se necesita un animal paciente, afectuoso, equilibrado y predecible.

Los equinos también resultan muy útiles para la terapia asistida y junto con los perros son los más utilizados, pero se pueden utilizar variadas especies de animales. Como podemos ver los animales de manera formal y cotidiana o sistemática y profesionalmente son útiles para mejorar nuestra calidad de vida y contribuyen día a día para seamos más felices.

Dejá tu opinión

comentarios