20141107_192736_Richtone(HDR)

noviembre 8, 2014 6:26 pm

Un grupo integrado por socios e hinchas de Independiente Rivadavia se dieron cita en la secretaría del club en busca de explicaciones por los malos resultados obtenidos y por la delicada situación económica por la que atraviesa la institución. En las instalaciones de calle Boulogne Sur Mer los simpatizantes autoconvocados fueron recibidos por el presidente Domingo Marzari y por el dirigente Carlos Castro, quienes intentaron dar argumentos sobre la actualidad del Azul del Parque.

Los reclamos más airados fueron dirigidos hacia la gestión de Marzari, haciendo hincapié en la contratación de los refuerzos, la falta de obras en la ciudad deportiva, la casi nula promoción de juveniles del club al primer equipo y, obviamente, el fracaso que significa que la Lepra se encuentre prácticamente sin chances de ascender a Primera División.

Los dirigentes trataron de responder a las inquietudes de los hinchas, pero llegado un punto se tornó imposible dialogar, ya que la gente comenzó a pedir “que se vayan todos” y los cánticos cada vez se hicieron más fuertes en contra del plantel. Por suerte no se registraron incidentes y todo terminó en paz, quedando en el ambiente una sensación de que el triángulo entre dirigentes, simpatizantes y jugadores ya no está unido, que la relación se cae a pedazos, al igual que el sueño de ascender.

Dejá tu opinión

comentarios