racing

octubre 22, 2016 5:30 pm

Luego de la derrota con Atlético Rafaela y la eliminación frente a Gimnasia de la Copa Argentina, Racing se presentó ante su gente en el Presidente Perón con la misión de olvidar el crítico momento que sufrió en los últimos días. El rival:Arsenal, un equipo que llegó a la séptima fecha en la última posición en la tabla.

Si bien la Academia intentó imponer su juego desde el principio, el gol lo encontró cuando el partido estaba planchado. Un remate de larga distancia de Luciano Aued y una aparición de Diego González dejaron a Diego Pellegrinoindefenso. Los albicelestes volvían a sonreír.

Las respuestas del elenco de Sarandí se basaron en la presencia de Joaquin Boghossian. El uruguayo empleó la vía aérea para exigir a Nicolás Sánchez y Agustín Orion, quienes se mostraron más sólidos que en los compromisos previos. En cambio, los dueños de casa apostaron por la sociedad entre el Pulpito y Óscar Romero; y la potencia deGustavo Bou.

En el complemento las conexiones de la Pantera y Lisandro López merecieron liquidar el pleito. Un potente cabezazo deLicha desactivado por Pellegrino mantuvo con vida al conjunto de Rondina. Además, Marcos Acuña también participó del ataque local e hizo lucir al arquero con dos remates que tenían destino de red.

La preocupación llegó a Ricardo Zielinski cuando Nicolás Sánchez debió abandonar la cancha por un esguince en su tobillo izquierdo y Lisandro López lo acompañó por una molestia muscular. Danilo Ortíz y Lautaro Martínez fueron los que reemplazaron a los lesionados.

Racing ganó pero no convenció. Le faltó contundencia para cerrar el choque y sufrió más de lo esperado. Boghossian tuvo el empate en tiempo de descuento y un milagro salvó a la Academia. La notable actuación de Acuña, el sacrificio deInsúa y la tarea del doble cinco fueron los puntos más destacados de un equipo que debe mejorar mucho si desea pelear el campeonato.

Dejá tu opinión

comentarios