Nadal

agosto 3, 2015 8:33 am

Muchos dicen que el tenis es una cuestión de confianza, y Rafa Nadal la había perdido. Hoy, en la final del ATP 500 de esta ciudad, el español parece haber dado un gran paso para poder recuperarla. Venció al italiano Fabio Fognini por un doble 7-5, se consagró campeón y celebró el tercer título de su discreta temporada, que lo vio caer hasta el décimo puesto del ranking mundial.

El mallorquín necesitó 2 horas y 34 minutos para deshacerse del número 32 del escalafón y coronarse por segunda vez campeón sobre el polvo de ladrillo de Hamburgo. Es su mejor victoria del año tras las de Buenos Aires y Stuttgart, dos certámenes de categoría 250.

El partido se vivió con intensidad, tanto en la cancha como en las tribunas. El italiano tuvo grandes pasajes que incomodaron a Nadal, que apeló a su resistencia y jerarquía para salir de las situaciones complicadas. El festejo del final fue un verdadero desahogo para el ex N°1 del mundo.

Sin embargo, el momento de mayor tensión se dio durante uno de los descansos, cuando Fognini increpó verbalmente al español, quien había reclamado que su rival hacía tiempo. “¿Qué quieres? (Toni Nadal, tío y entrenador del mallorquín) está hablando desde antes del partido, no me rompas los huevos. Si siempre hace lo mismo, que no hable conmigo. Siempre lo mismo hace, siempre lo mismo. Yo le dije antes, cuando yo he sacado. No cuando sacas tu. Y él (por el juez) no lo ha hecho”, dijo el italiano en un claro español.

Dejá tu opinión

comentarios