Raquel Blas

agosto 5, 2015 4:19 pm

Raquel Blas es una de las referentes del sindicalismo mendocino. Su carrera gremial la posicionó en política y la puso del lado del Frente de Izquierda. Ahora, y luego de un tiempo de negociaciones, fue elegida como precandidata a senadora nacional por la lista de Unidad del FIT, que componen el Partido Obrero y la Izquierda Socialista, que lleva a Jorge Altamira como precandidato a presidente y que competirá en las PASO contra la lista del PTS que tiene a Nicolás del Caño en el escalafón máximo.

La actual secretaria general de ATE Mendoza, indicó que desde hace un tiempo está ligada al PO y que su inclusión en el partido se debe a una “identificación” del proyecto político que lleva adelante el partido trotkista.

En ese sentido no titubeó en definir a los tres precandidatos que mejor vienen en las encuestas (Scioli, Macri y Massa) como “hijos de Menem” y hasta se animó a ubicarlos en la misma línea política. “Podrían ir todos juntos en una gran boleta”, aclaró y explicó que “los políticos actuales juegan de gerentes de los grupos económicos. No tienen la vocación de ayudar a la población, su incursión en la política se debe a un crecimiento personal. Muchas veces comienzan como concejales y se van vanagloriando de su crecimiento. A esto hay que sumarle que esos ascensos políticos van de la mano de un incremento patrimonial excesivo”.

Ante la infaltable pregunta del reciente dietazo de los legisladores siguió en la misma línea y cuestionó que no se hayan tratado los proyectos de ley para que los legisladores cobren como un trabajador. “Sólo el Frente de Izquierda cobra como un obrero. Eso es un síntoma de la diferencia entre los representantes del FIT y el resto. Somos los únicos que estamos a favor de los trabajadores y no de los grandes empresarios”, dijo.

Para reforzar su concepto, aclaró que uno de las propuestas del partido es frenar con la alta carga impositiva que recae a los trabajadores a quienes consideró “como los únicos que pagan” y dijo: “Hay que eliminar el IVA, por lo menos en los productos de primera necesidad y en los alimentos. También hay que terminar con la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias”.

La precandidata a senadora indicó que el actual Ejecutivo está recaudando con los que menos tiene porque al ser la rueda de auxilio de los grandes empresarios “no quieren incluir impuestos a la renta financiera, ni a la extracción minera y menos al juego”.

Sobre la postura reacia que tienen los grandes grupos económicos con respecto al FIT, consideró que es porque “no le vamos a rendir pleitesía ni negociaremos con ellos, por eso no vamos a ninguna de las convocatorias que realizan, las cuales se llenan de dirigentes”

El futuro del FIT

Si bien Blas aclaró que le hubiese gustado llevar una lista de unidad (PTS – PO – IS) confirmó que “el crecimiento del Frente de Izquierda es visible en toda la Argentina”. Además, aclaró que “se han realizado grandes elecciones en Salta, Mendoza, Rosario y Santa Cruz” y que tienen que continuar por ese camino.

Le dedicó palabras a Paco

Sobre el actual Gobernador de la provincia, dijo que “nunca pensó” que alguien podría empeorar la gestión de Jaque “pero Pérez lo logró”.

Sobre el próximo gobierno de Alfredo Cornejo señaló que a nivel gremial tiene las mismas expectativas que con este Ejecutivo y remató aclarando que “todos son iguales” y que “la única alternativa distinta para los obreros es el Frente de Izquierda”.

La izquierda sale a buscar fiscales en todo el país

Las dos listas del Frente de Izquierda coincidieron en solicitarle a la población que se anote como fiscal de mesa para que contribuya con la tarea de controlar que no haya irregularidades en ningún punto del país.

Confirmaron que evitar que haya fraude es la única manera de continuar con el crecimiento del FIT a nivel nacional.

El desafío mayor que tendrá el Frente de Izquierda el domingo será en la provincia de Buenos Aires donde habrá decenas de listas interminables (algunas llegan a medir más de un metro).

Dejá tu opinión

comentarios