recalde X

noviembre 6, 2014 9:33 am

La Auditoría General de la Nación difundió un duro informe en el que cuestiona la cantidad de empleados que se incorporaron a Aerolíneas Argentinas entre 2011 y mediados de 2012. “Hay más de 33 pilotos por avión”, ejemplificaron desde el órgano que comanda el radical Leandro Despouy.

El presidente de la empresa, Mariano Recalde, admitió que Aerolíneas tiene más personal que otras compañías y lo atribuyó a varias razones. En primer lugar, dijo que el exceso de contratados surge desde la etapa en que la aerolínea estaba bajo gestión privada. La conducción estatal decidió “utilizar un camino más largo”, argumentó. Y detalló: “Elegimos crecer en vez de achicar”.

En otras palabras, la estrategia financiera apunta a generar más operaciones -y por ende más ventas- en vez de achicar el gasto y despedir a los empleados ociosos. Sin embargo, durante el lapso analizado por la Auditoría se incorporaron más de 1000 empleados, lo que demuestra que la actual conducción también reforzó el plantel estable de trabajadores.

“La Auditoría no lo quiere ver. Cuando abrimos una escala en Paraná, no podemos mandar a los pilotos a cargar las valijas. Cuando aumentamos las ventas, como las venimos aumentando, se cargan más valijas, se atienden a más personas en los mostradores y para eso no podemos mandar a los mecánicos”, justificó el abogado que milita en La Cámpora en diálogo con Reynaldo Sietecase, en Vorterix.

Recalde aseguró que muchas veces es difícil reconvertir al personal ocioso para que pueda asumir funciones en otras áreas y además hay situaciones gremiales en el medio que impiden el cambio. El caso de los pilotos es paradigmático. Lo admite el propio Recalde al hacer una comparación con otras compañías. Sin embargo -explica- en la aerolínea de bandera están vigentes convenios colectivos que aumentan el costo laboral por encima de la de sus competidores.

“Hay una cantidad de pilotos superior a la de otras líneas aéreas. No hay más de los necesarios porque los convenios colectivos hacen que sean necesarios más pilotos que en otras aerolíneas. Eso nos aumenta el costo laboral por encima del de otras aerolíneas. Achicar ese costo laboral sólo se puede hacer cambiando los convenios colectivos o echando gente; nosotros preferimos diluirlo con más operaciones”, completó.

Dejá tu opinión

comentarios