just

diciembre 12, 2015 7:04 pm

El flamante ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, adelantó que “la primera tarea” del gobierno de Mauricio Macri en materia judicial será “cubrir las dos vacantes que se han generado” en la Corte Suprema por las renuncias de los jueces Raúl Zaffaroni y Carlos Fayt. “Es un tema delicado y hay que ser cuidadoso. Por el momento no hay en análisis una ley de ampliación de la Corte, pero sí se están analizando mecanismos y formas para dar cobertura rápida”, señaló.

“La Corte me ha transmitido su preocupación por esta situación de contar con sólo tres jueces”, comentó, al tiempo que informó que Macri quiere “candidatos intachables, gente que no tenga relación con él, jueces probos honestos y que ayuden a reconstruir la confianza de la gente en la Justicia”.

También reveló revisarán todos los pliegos judiciales impulsados por el kirchnerismo. “Estaremos pidiendo al Senado de la Nación la semana entrante que nos devuelva todos los pliegos que tienen en consideración vinculados a la Justicia y los vamos a reexaminar todos”, indicó. “El gobierno va a reexaminar toda esta situación como no fueron tratados en el Senado”, insistió. Y remarcó que el nuevo gobierno está “perfectamente en condiciones de hacerlo”.

Por otra parte, el ministro ratificó que se pospondrá la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal. “Hay crisis o emergencia en la implementación del Código Procesal Penal”, opinó. Y anunció que van a “tener que suspenderla, porque el gremio y la misma Comisión Bicameral informaron que no se puede implementar al 1 de marzo, que era la fecha prevista por la ley”.

Aunque coincidió con el kirchnerismo en que “la justicia necesita darse una transformación”, consideró que la reforma que impulsó Cristina Kirchner “no miró a la gente, miró a la política y a ver como se dominaba” el Poder Judicial.

Dejá tu opinión

comentarios