muni

junio 21, 2016 4:59 pm

Este medio día desde el ministerio de seguridad, informaron que se tomo la decisión de separar de sus cargos a cuatro jefes policiales que estaban bajo la lupa de la justicia por estar involucrados en actos delictivos y hechos de corrupción.

El director de la policía, Roberto Munives estuvo junto al inspector General de Seguridad, Marcelo Puertas en el anuncio oficial que dejo sin efecto a los cuatro jefes policiales identificados como: Edgardo Mestre Medina, Walter Garis, Víctor Loyola y  Darío Irrutia.

Las autoridades que hicieron el anuncio, explicaron que los hechos de los que se los acusa están catalogados como “gravísimos” y declararon: “hemos encontrado evidencias suficientes para sumariarlos en hechos vinculados a servicios extraordinarios. También en otros casos gravísimos vinculados a hechos delictivos y certificación de títulos universitarios apócrifos”.

El inspector general de Seguridad Marcelo Puertas declaró a los medios que en los “servicios extraordinarios durante su horario de servicio estos comisarios se embolsaron unos 10 millones de pesos por mes”

Además Puertas remarco que la acusación por servicios de seguridad prestada durante su horario laboral “cae sobre tres de los cuatro comisarios separados. Ya que debían estar en sus respectivas comisarías cumpliendo sus funciones y por el contrario estaban en brindando seguridad a empresas, por supuesto se valían de la complicidad de su superior, el jefe distrital” aclaró Puertas.

Además la situación de Garis, es más que comprometedora ya que había denunciado la pérdida de su arma reglamentaria y esta luego fue hallada en hechos delictivos  y otro de los jerarcas policiales cometió el delito de validar títulos truchos.

 

 

Dejá tu opinión

comentarios