autos

febrero 21, 2015 9:15 pm

La Municipalidad de Guaymallén realizó la semana pasada la primera parte de un operativo mediante el cual serán retirados de las inmediaciones de las dependencias policiales unos cien automotores. Además, emplazó a unos 600 particulares a retirar vehículos abandonados de la vía pública.
De esta manera, la comuna cumple el objetivo de que coches secuestrados, incendiados y chocados dejen de presentar “un paisaje poco agradable y que se repite en todas las dependencias policiales del Gran Mendoza”, según informó en un comunicado de prensa.
El operativo fue programado mediante una acción conjunta entre la Municipalidad y el Ministerio de Seguridad, “para terminar con una situación que preocupa a los vecinos y se retirarán todos los vehículos judicializados de las comisarías”, y comenzó en la Comisaría 44ª del barrio Unimev, en Villa Nueva, donde estaban radicados en la vía pública veinte coches que serán trasladados a la Playa San Agustín.
Se estima que en el departamento más poblado de Mendoza unos cien vehículos se amontonan en las inmediaciones de las comisarías, teniendo en cuenta que cada una de ellas promedia diez coches judicializados. “Es una situación difícil porque el municipio emplaza, multa y se lleva coches de particulares. Pero muchos nos plantean que no hacemos lo mismo con los que están en las comisarías”, explicó Rodrigo Gallardo, director de Comercio de Guaymallén.

Vehículos de particulares
Desde que Guaymallén puso la lupa en la cantidad de coches abandonados en las calles, los llamados al teléfono 4498297 de la Dirección de Comercio de Guaymallén se multiplicaron. De esta manera, la comuna logró detectar unos 600 vehículos en situación irregular. “Esta detección primero está acompañada con un emplazamiento y luego con multas. La idea es intervenir con rapidez, porque estos coches son utilizados como escondite para delincuentes o generan basurales”, señaló Gallardo.

Dejá tu opinión

comentarios