Cornejo Macri De Marchi

mayo 29, 2015 12:41 pm

La campaña presidencial del PRO ya tiene su curso establecido y una de las paradas importantes para este referente político que está buscando generar un aparato en el interior del país es, sin dudas, Mendoza.

En estas tierras de Cuyo, Macri quiso sembrar la semilla amarilla desde hace años, lo intentó con el arsenal publicitario de Terranova y no lo consiguió, lo colocó a medias con la incursión de Gustavo Valls en la Legislatura mendocina y la participación de Gustavo Senetiner en el Concejo Deliberante capitalino.

Ahora quiere sembrar raíces en Luján, de la mano del ¿demócrata? Omar De Marchi, quien tuvo una gran PASO superando ampliamente a sus contrincantes de partido y aventajando con gran diferencia a su principal rival del Frente para la Victoria y actual intendente, Carlos López Puelles.

El macrismo, como partido en construcción en Mendoza, depositó su confianza en Alfredo Cornejo para que sea él quien gobierne a la provincia.

En su visita de ayer, Macri se tomó un momento y brindó una conferencia de prensa en el hotel Malbec de Luján. Se sentó a la mesa junto con ambos referentes mendocinos y compartió una breve charla con los mendocinos que asistieron al lugar. El jefe de Gobierno porteño se mostró fresco y sonriente –a pesar de los cambios de horarios de los vuelos– y comenzó su oratoria bromeando a De Marchi por el motivo de su cumpleaños.

El lujanino fue quien abrió la charla calificando como “un orgullo” la visita del candidato a presidente a la provincia y a Luján. Después, se refirió a la coalición que él integra junto a Cornejo a nivel provincial y a Macri, en la Nación y explicó que tanto Mendoza como el país “necesitan un cambio para que llegue el tiempo bueno para Argentina”.

Luego de la apertura de De Marchi, Alfredo Cornejo tomó la posta y tras unas palabras cordiales para con el candidato a intendente por su cumpleaños, comenzó su discurso apuntándole directamente a la fórmula del PJ (compuesta por Adolfo Bermejo y Diego Martínez Palau). “No entiendo la ideología del oficialismo. Primero comenzaron con una campaña municipal, luego con una provincial y ahora van a nacionalizarla”, dijo ante la sonrisa cómplice de los militantes PRO que llenaron la sala de conferencias del hotel lujanino.

Ese comentario le dio pie para destacar que la provincia desde hace ocho años es gobernada por las mismas personas. “Rotan, pero son los mismos” y aseveró que los votantes que no quieran más esta administración y deben inclinarse por el Frente Cambia Mendoza.

Luego, Cornejo enumeró algunos de los sectores económicos que se encuentran en crisis por la mala administración del Ejecutivo provincial. “La vitivinicultura, el petróleo y la agroindustria están con pérdidas porque no hay diálogo y por malas administraciones”,  ratificó.

Para completar su presentación, Cornejo sentenció que ni el Gobierno provincial ni el nacional tuvieron “coraje” para enfrentar la inseguridad, calificó como “blanda” a la Policía y como “lenta” a la Justicia y proyectó una modificación del Código Penal “menos permisivo y con garantías para las personas de bien, que son la mayoría”, concluyó.

Luego de una escueta presentación, Mauricio Macri también se involucró en la reforma del Código Civil y, citando ejemplos cotidianos, se inclinó por la reforma ya que la considera como base para frenar los constantes robos que atraviesan los argentinos. “Hay que terminar con la puerta giratoria”, dijo y planteó que el debate se tiene que centrar en “los presos comunes”.

El referente del PRO también destacó cómo proyectaría el diálogo con Mendoza en el caso de ser presidente y en sintonía con Cornejo, expresó que tiene un compromiso y que “la provincia tiene que desarrollar mejor su capacidad productiva. Mejorando la conectividad de la red vial, potenciando los suministros de energía y canalizando los recursos de agua”.

En este sentido, Macri dijo que hay que invertir en las obras de Portezuelo del Viento y Los Blancos. También se refirió a la crisis de la vitivinicultura y aclaró que “es muy severa y que afecta a miles de familias mendocinas”.

Sin retenciones para exportar más

Involucrándose aún más en el caso del sector vitivinícola, Mauricio Macri hizo ex profeso que eliminará las retenciones a la exportación para las economías regionales, e inmediatamente, Cornejo lo interrumpió para explicar de manera sencilla cómo beneficiaría esa medida al sector vitivinícola mendocino. “Antes, el excedente de la uva blanca mendocina se vendía a Rusia. Ahora, por el alto costo que tiene, los rusos decidieron comprarla en otros países que les ofrecen mejores precios. Sin las retenciones podríamos bajar el precio y, de esta manera, lograr vender ese excedente de uva”, explicó el candidato a Gobernador.

Sí a las asignaciones

Uno de los mitos que existen ante la figura de Mauricio Macri es si su gestión será la del “ajuste” y la de la eliminación de los subsidios. Ambos cuestionamientos los intentó despejar aclarando que “de ninguna manera” terminará con los subsidios y que sí los complementará con las posibilidades de empleo.

Y profundizó: “Nosotros tenemos en la Ciudad de Buenos Aires el mejor programa de subsidios que es el Ciudadanía Porteña –que les asegura un ingreso mínimo a los hogares de la Ciudad en situación de pobreza o indigencia– que funciona muy bien y que lo implementaremos en todo el país”.

Flores para todos

Durante el encuentro, los tres políticos se tiraron flores entre todos. Mientras que Cornejo lo nombró a Macri como la persona capaz de transformar el país, Mauricio le devolvió la gentileza exponiendo que confía en que él va a hacer una gran administración en la provincia, tal como sucedió en el municipio de Godoy Cruz.

El candidato a intendente de Luján de Cuyo también recibió elogios del titular del PRO, quien lo calificó como un gran dirigente maduro para mejorarles la vida a los lujaninos.

Luego de esta miniconferencia, los candidatos continuaron en campaña visitando lugares del departamento.

Dejá tu opinión

comentarios