0014634529

abril 21, 2016 9:15 pm

River recibió a Trujillanos en el Monumental con la misión de ganar para asegurar su liderazgo en el Grupo 1 de la Copa Libertadores y evitar al Gremio en los octavos de final. La debilidad del rival hacía suponer un triunfo cómodo en Núñez en la previa del Superclásico y pensar enIndependiente del Valle como adversario en la siguiente instancia.

En ocho minutos se confirmó la hipótesis. Un tiro libre ejecutado por Andrés D´Alessandro encausó la victoria del Millonario. La floja resistencia de Héctor Pérez contribuyó con la conquista del ídolo porteño.

Unos instantes más tarde, la ocasión que interpretó Lucas Alario que mereció concluir en la red y fue desactivada por Luiryi Erazo sobre la línea de meta, terminó con una inocente infracción deManuel Granados sobre Milton Casco que obligó a Victor Carrillo a sancionar un penal. Desde los doce pasos el Cabezón no falló y extendió la diferencia para convertirse en el máximo artillero de La Banda en el certamen continental.

El exceso de confianza argentino provocó un grosero error entre Jonatan Maidana y Éder Álvarez Balanta que Trujillanos no perdonó. La velocidad de Gustavo Britos fue fundamental para que el uruguayo habilite a James Cabezas. Si bien Marcelo Barovero le tapó a la perfección el mano a mano al delantero, Maurice Cova expuso su notable pegada al convertir un golazo al ángulo superior izquierdo de Trapito. De todos modos, la ilusión venezolana se esfumó cuando el peruano expulsó a Gerardo Mendoza por doble amonestación. Con inferioridad numérica cambió la ecuación.

En los primeros movimientos del complemento la vulnerabilidad defensiva del elenco de Horacio Matuszyczk volvió a percibirse en la desinteligencia demostrada entre el arquero y JohanOsorio. Un pelotazo frontal de Casco dejó en ridículo a los venezolanos y Camilo Mayadacapitalizó las fallas. Sin dificultades, el uruguayo impuso el 3 a 1 y sentenció el destino del pleito.

El ritmo disminuido y la tranquilidad de la victoria no prohibieron que el espectáculo se transforme en un monólogo con goleada. Las combinaciones entre Iván Alonso, Nicolás Bertolo y Alarioconformaron el cuarto grito de River, aunque la visita no bajó los brazos.

Un desborde de Cova y un despeje inapropiado de Barovero facilitaron la tarea para FranklinGonzález recorte la distancia. No conforme con su digna actuación, un sorpresivo penal le puso suspenso al Antonio Vespucio Liberti, dado que James Cabezas no titubeó en la pena máxima y selló el inesperado 4 a 3. Los temores de viajar a Brasil en la siguiente fase por subestimar a su rival se reflejaron en el rostro del Muñeco.

Las alarmas hicieron que River se despierte para dominar las acciones y evitar complicaciones futuras. Los tres puntos aseguraron la cima en el Grupo 1. Después de presentarse en La Boca, los de Gallardo viajarán a Ecuador para mantener el deseo de retener su corona continental.

Dejá tu opinión

comentarios