nacho.jpg

agosto 7, 2016 8:30 pm

River logró un agónico triunfo ante Estudiantes de San Luis en la provincia de Salta y avanzó a los octavos de final de la Copa Argentina. El equipo de Marcelo Gallardo se impuso por 2-1 y dio un paso más en el certamen federal, que dará una plaza a la Copa Libertadores del 2017 para el campeón.

Con las novedades de las inclusiones de los juveniles Fernando Montiel como segundo marcador central, tras la ida de Gabriel Mercado al Sevilla de España, y de Tomás Andrade como enganche, por la baja de Andrés D’Alessandro por un cuadro de gastroenteritis, River buscaba dar otro paso en busca de su gran objetivo del semestre.

Aunque los de Gallardo rápidamente se plantaron en terreno rival y fijaron su posición de dominadores, no lograban ser punzantes en sus ataques y lejos estaban de generar chances concretas de gol. Un disparo de Andrade atajado por Valentín Brasca y la posterior arremetida de cabeza de Lucas Alario, que terminó con falta al arquero, fue el único acercamiento del Millonario en el primer tramo del duelo.

Recién cuando Milton Casco se lanzó al ataque por la izquierda River encontró mayor profundidad. El ex Newell’s pudo abrir el marcador a los 29 minutos, pero increíblemente erró un mano a mano frente al arquero al definir desviado.

A los 34′, Ignacio Fernández iba a decretar la apertura del marcador para un elenco de Núñez que, aunque no era abrumador, manejaba con solvencia las acciones del partido. El mediocampista recibió la pelota sin marca a 30 metros del arco, giró, se acomodó y sacó un disparo esquinado por lo bajo, que picó ante el cuerpo de Brasca y se metió en el arco.

A pesar de haber sufrido algún sobresalto en el inicio del segundo tiempo, River se fue en busca del gol de la tranquilidad. Pudo hacerlo Andrade, pero el palo le negó el grito, y también lo tuvo Alario, en dos ocasiones, sin embargo el delantero definió desviado.

El equipo de Gallardo no liquidaba el pleito y por eso iba a sufrir. En el minuto 42′, Marcelo Mosset aprovechó que la defensa no pudo despejar una pelota en un tiro de esquina y selló el empate que llevaba la definición a los penales.

Pero, ya casi en tiempo de descuento, iba a aparecer la zurda de Gonzalo Pity Martínez para darle la victoria y el alivio final al Millonario. El ex Huracán se hizo cargo de un tiro libre desde la izquierda y mandó el centro al área, pero la pelota se cerró y se metió por el segundo palo para convertirse en el 2-1 definitivo.

Dejá tu opinión

comentarios