patagon

noviembre 7, 2014 8:41 pm

Un grupo comando integrado por delincuentes con armas largas robaron hoy una sucursal del Banco Patagonia en la localidad bonaerense de Munro y escaparon con un botín de alrededor de 1,5 millones de pesos, informaron autoridades policiales a cargo de la investigación. También en horas de la tarde, un ladrón amenazó mediante una nota a una cajera de una sucursal del banco Comafi en San Miguel, en el oeste del Conurbano, y logró huir del lugar con unos 7.000 pesos en su poder, según dijo a NA un jefe policial de la Bonaerense.

El atraco en el Patagonia se produjo a las 16.13, cuando los ladrones sorprendieron a los empleados bancarios que estaban cargando los cajeros automáticos, rompieron el vidrio exterior con una maza y tras amenazar a los custodios del lugar con sus armas largas, se llevaron el dinero. Al menos cinco malhechores participaron el robo en Munro, donde el comisario mayor Fabián Blanco, jefe departamental de zona norte, dijo que le llamaba la atención la “sincronización” con la que actuaron los ladrones e indicó que el botín ascendía a unos $1,5 millones.

“En este banco no hay personal armado, sino personal de seguridad privada, dos personas, uno en la zona de ingreso y otra en el búnker destinado a accionar las alarmas”, señaló el jefe policial en declaraciones a la prensa. Los ladrones en Munro interrumpieron el tránsito para poder escapar con mayor facilidad e incluso abandonaron un vehículo Volkswagen modelo Suran color gris a unos 400 metros del banco,
ubicado en Vélez Sarsfield al 4100, según precisó Blanco.

“Lo que me llama la atención es la sincronización que han tenido. Justo cuando la empleada se estaba dirigiendo con los cartuchos (de dinero) hacia el sector de cajeros es cuando ellos irrumpen”, explicó. El asalto duró apenas un minuto dijo el jefe policial, que detalló que los malhechores utilizaron armas largas -fusiles, al parecer-, la entidad bancaria ya estaba cerrada y nadie resultó lastimado.

Por otra parte, en San Miguel, un hombre amenazó presuntamente a una cajera de un banco Comafi con una nota y robó unos 7.000 pesos: la Policía bonaerense aún lo estaba buscando hacia la noche de este viernes. Un jefe de la Policía Bonaerense dijo a NA que el ladrón le  mostró a la cajera un papel que decía que le entregara dinero porque de lo contrario le iba a “pegar un escopetazo” y la empleada bancaria le dio un puñado de billetes que tenía a mano, tras lo cual el malhechor escapó.

Si bien la cajera accionó el botón de pánico, el delincuente logró marcharse caminando de la sucursal bancaria, ubicada en la avenida Presidente Juan Domingo Perón al 1100, en San Miguel.

Dejá tu opinión

comentarios