Blas Reina

diciembre 3, 2015 1:30 pm

La guerra menos esperada: la líder sindical, Raquel Blas contra la actual reina de la Vendimia, Rocío Tonini.

El motivo fue el encontronazo que tuvieron algunos manifestantes de ATE con un joven que quería pasar por la calle Colón. Mientras que los sindicalistas dicen que el muchacho “atropelló a varios compañeros”, el joven aclara que sólo quería pasar y que lo golpearon y por eso reaccionó así.

Ante las dos posturas planteadas, la actual reina de la Vendimia salió en defensa del muchacho y publicó en su cuenta de Twitter:

“¿Ahora es militante? Ahora el pibe fue enviado por el Gobierno, por alguna agrupación política? Iba a la universidad a rendir, un pibe con 10 mil valores más, encima que todos los inoperantes violentos que le hicieron eso. No estoy de acuerdo con su reacción violenta pero me da vergüenza como ciudadana mendocina, que esté pasando esto. Padres de familia, hombres mayores se ven ¿Ven lo que hicieron? Tienen todo el derecho a reclamar y protestar, pero no tienen derecho a tanta violencia, tanto repudio, tanta agresión. Me dan miedo”, escribió sin tapujos, tal como lo había hecho luego de que le robaran a su padre o cuando denunció que el Gobierno provincial no le abonaba su salario.

Inmediatamente, la secretaria de Acción Política de ATE, Raquel Blas, la tildó de “no defender los intereses del pueblo trabajador” y criticó el puesto de reina, “ya que Mendoza no es una monarquía y sólo se traduce en un certamen de belleza”, aclaró.

Tras la respuesta de Blas, Tonini salió nuevamente al cruce con una publicación que luego borró de su cuenta.

“Y sí, no me pagaron en tiempo y forma todavía no lo hacen. ¿Salí a golpear a alguien señora? ¿Salí con violencia a las calles? No, tomé otras medidas. Defiendo a cada una de las mujeres y hombres trabajadores de este mundo . Tienen todo el derecho del mundo a protestar y reclamar sus derechos”, escribió y volvió a arremeter nuevamente contra el Gobierno provincial.

La guerra, por ahora, concluyó en eso. ¿Continuará?

Dejá tu opinión

comentarios