Rocky

agosto 3, 2016 12:37 pm

Rocky es un animal conocido. Es un orangután que seguramente viste en alguna película, pero actualmente el simio está retirado de las luces de Hollywood y vive en un zoológico de Indianápolis. Pero esta vez, Rocky no es noticia por el hecho de aparecer de nuevo en la pantalla. Es noticia porque… ¡puede pronunciar vocales del mismo modo que lo hacemos los humanos!

El hecho de que pueda imitar el sonido de las vocales de los humanos indica que el control de la voz que se creía única en nosotros “puede derivar de un ancestro común con capacidades similares de control de la voz”, señaló el experto en primates de la universidad de Durham Adriano Lameira, autor del estudio publicado en Scientific Reports.

_90625445_72d3d03a-46ef-4d81-9dd9-bd4b88092bf4

Esto no quiere decir que estos animales puedan hablar, sino que demuestra que pueden controlar los músculos de la boca para imitar sonidos. “En lugar de aprender nuevos sonidos, hasta ahora se presumía que los simios grandes los producían debido a una excitación de la que no tenían control alguno, pero nuestra investigación demuestra que los orangutanes tienen el potencial para controlar la acción de la voz”, explicó el experto en el sitio.

Ningún otro orangután silvestre o en cautividad, sin embrago, pueden hacer esos sonidos. O al menos es lo que piensan los expertos tras comparar la voz de Rocky con una base de datos de más de 12.000 horas de sonidos de estos primates.

Prueba de fuego

Para probar las habilidades de Rocky, los investigadores del estudio llamaron a una experta en primates independiente para que mantuviera una “conversación” con el animal en onomatopeyas.

Como se aprecia en el video, cada vez que la especialista le decía “Ahhh”, el simio respondía de la misma forma y en el mismo tono.

“Lo sometimos a una secuencia aleatoria de 500 tonos altos y bajos producidos por humanos”, le cuenta Lameira al New York Times. Y la conversación fue grabada y analizada por un programa de computación que arrojó que todas las “Aaaa” de Rocky eran exactamente igual a la de la experta.

De acuerdo con el sitio del zoológico, Rocky es un primate especial, puesto que primero fue criado por humanos y después por una orangután: “No vivió con otros orangutanes hasta que tuvo tres años y medio y le presentamos a Knobi, quien muy pronto se convirtió en su mamá adoptiva y le enseñó cómo comportarse con otros orangutanes”.

Quizás el hecho de que su primer contacto haya sido con humanos, lo haya vuelto -como explican sus cuidadores- tan “inquisitivo, excelente para resolver problemas y natural para utilizar computadoras”.

Dejá tu opinión

comentarios