1466348117160619271

junio 19, 2016 1:25 pm

Nico Rosberg vivió un plácido Gran Premio de Europa en su primera edición celebrada en el circuito urbano de Bakú (Azerbaiyán). El alemán ganó con mucha autoridad su quinta carrera del año para tomar así aire después de las dos victorias consecutivas de Lewis Hamilton en Mónaco y Canadá que hacían peligrar su liderato en la república exsoviética. Rosberg frenó en seco la reacción de su compañero de escudería, que solo pudo ser quinto, y tras sumar 15 puntos más que él, ahora amplía hasta a 24 puntos la diferencia en el liderato del Mundial.

Sebastian Vettel y el mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez le acompañaron en el podio mientras que Carlos Sainz y Fernando Alonso no pudieron acabar la carrera por problemas mecánicos. Los dos pilotos españoles llegaron a rodar en la zona de puntos pero sendas averías en sus bólidos provocaron que abandonaran en el tramo final de la carrera. Los problemas de potencia del McLaren del asturiano le pasaron factura y un problema en los frenos provocó su abandono.

Lewis Hamilton acabó quinto y vio cortada su racha triunfal de las dos últimas pruebas. El reglamento fue el peor enemigo del británico en Bakú. Un problema electrónico cuando marchaba quinto propició una rocambolesca situación al no saber qué botón del volante tocar para solucionar la avería y no poder recibir instrucciones de sus ingenieros bajo pena de ser sancionado. Al final encontró el botón adecuado pero ya era demasiado tarde para superar a ‘Checo’ Pérez.

Dejá tu opinión

comentarios