Artico

agosto 4, 2015 3:53 pm

“La Solicitud parcialmente revisada de Rusia para el establecimiento de la frontera externa de la plataforma continental en el océano Glacial Ártico parte de la comprensión científica que las partes componentes del Complejo de las elevaciones del Centro del Ártico y concretamente la cresta de Lomonósov, las elevaciones de Mendeléev-Alfa y Chukotia y las simas Podvóniki y Chukotia, son formaciones de naturaleza continental”, señala la solicitud presentada por Rusia a la Comisión de la ONU sobre las fronteras de la plataforma continental.

Desde 2001 Rusia ha hecho patente sus aspiraciones respecto a esta parte de la plataforma continental rica en hidrocarburos, que incluye las crestas de Lomonósov y Mendeléev, sin embargo esta solicitud fue rechazada anteriormente debido a la insuficiente información.

En correspondencia con la Convención de la ONU sobre derecho marítimo de 1982 los Estados marítimos tienen derecho a establecer una zona de exclusividad económica de un ancho de 200 millas desde la línea del litoral.

En caso de que la plataforma continental salga fuera de esas fronteras el país puede ampliar la frontera hasta 350 millas. El Estado obtiene el control de los recursos ubicados en esta zona, incluyendo los hidrocarburos.

La solicitud rusa destaca que las citadas zonas del fondo oceánico son componentes naturales de la formación continental, a las cuales, de acuerdo al inciso 6 del artículo 76 de la Convención de la ONU sobre derecho marítimo “no se aplica el límite de las 350 millas marítimas a partir de la línea costera”.

Adjunta a la solicitud viene la descripción de las coordenadas de los objetos geográficos y las distancias calculadas.

En caso de que los científicos logren demostrar que estas crestas son una continuación de la plataforma continental de Rusia, el país tendrá prioridad para la prospección de estos recursos, cuyos volúmenes, según datos del Ministerio de la Naturaleza, podrían ascender hasta los 5.000 millones de toneladas de combustible.

La Cancillería rusa a su vez espera que la ONU empiece a estudiar la solicitud en otoño de 2015.

“Conforme a las normas y prácticas de la Comisión, la solicitud de Rusia debe ser estudiada fuera de turno (…), esperamos que la Comisión inicie su trabajo al respecto este otoño”, dice la nota.

En diciembre de 2014 Dinamarca y su territorio autónomo de Groenlandia presentaron ante la ONU una solicitud para la determinación de las fronteras extensas de su plataforma continental en el océano Glacial Ártico, pretendiendo de tal modo, a una superficie de casi 900 kilómetros cuadrados del Ártico.

Dejá tu opinión

comentarios