salman

enero 23, 2015 1:37 pm

En su primer discurso como rey, emitido en directo por la televisión saudí este viernes, Salman bin Abdulaziz ha prometido mantener el mismo enfoque para gobernar la nación que mayor cantidad de crudo exporta en el mundo y lugar natal del Islam, que sus predecesores. “Continuaremos, si Dios quiere, manteniendo la senda recta que este país ha caminado desde su establecimiento por el difunto Rey Abdulaziz”, aseveró.

Salman deberá hacer frente a la rivalidad con Irán, principal potencia chiíta, también deberá reforzar su influencia en países como Irak, Siria, Yemen, Líbano y Barhéin, una amenaza de los milicianos islamistas y unas agitadas relaciones con Estados Unidos.

El nuevo monarca sería un pragmático y experto en gestionar el delicado equilibrio de los intereses clericales, tribales, reales y occidentales que afectar a la política saudí, de ahí que se cree poco probable que introduzca cambios en las relaciones exteriores o el petróleo.

 

Dejá tu opinión

comentarios