sanlorenzo004

marzo 15, 2016 9:06 pm

Con la obligación de ganar para seguir con vida en la Copa Libertadores, San Lorenzo recibió en el Pedro Bidegain al Gremio, un equipo que marchaba tercero en el campeonato brasileño y que llegó a Buenos Aires con la intención de sumar para no ceder terreno en el Grupo 6 del certamen continental.

La infracción de Marcelo Oliveira sobre Fernando Belluschi, a los 90 segundos de partido, le permitió a Néstor Ortigoza abrir el marcador de forma prematura. El golpe modificó los planes de los entrenadores y los brasileños quisieron reaccionar con las intervenciones de Douglas,Luan y Edinho. El espectáculo fue entretenido desde el inicio en el Nuevo Gasómetro.

Las dudas del conjunto de Roger favorecían al juego del Ciclón. Un mal cálculo de Geromel le dio la posibilidad a Sebastián Blanco de liquidar el pleito, pero el ex Lanús optó por asistir aMartín Cauteruccio, quien en dos tiempos desperdició la ocasión ante Marcelo Grohe. Por la respuesta del arquero, los de Pablo Guede no liquidaron el cotejo antes de llegar al descanso.

Las proyecciones de Ezequiel Cerutti, la velocidad de Blanco y los remates de Emmanuel Masdesde afuera del área fueron otros recursos del Cuervo para llegar al vestuario con una diferencia holgada. Sin embargo, la fortuna, el arquero y el sacrificio de Fred le dieron vida a la visita. En el complemento, el destino del pleito permanecía abierto.

Fue llamativa la pasiva actitud que tomaron los protagonistas del Gremio cuando se reanudó el choque. Si bien la presencia de Franco Mussis significó una gran arma de Guede para bloquear al Gremio, los de Porto Alegre no tuvieron el orgullo (o la vergüenza) para dignificar su presentación en territorio porteño.

En cambio, el ingreso de Leandro Romagnoli en San Lorenzo renovó el aire en el ataque local. El Pipi se asoció con los laterales y el ex Estudiantes para dañar a la vulnerable línea defensiva adversa. Sin embargo, el Azulgrana no supo cerrar la noche y la visita sorprendió.

En la última jugada, una serie de rebotes y desatenciones de Matías Caruzzo y MarcosAngeleri concretaron el 1 a 1 mediante el oportunismo de Lincoln. Con la escasa cosecha de 3 puntos, sobre 12 disponibles, el Cuervo necesita de un milagro para seguir en el certamen, dado que los brasileños llegaron a las 5 unidades y todavía deben completar la cuarta fechaToluca (que suma 7) y Liga de Quito (3). En los próximos días, Pablo Guede se dedicará a las matemáticas y a las oraciones para que las críticas no empañen su trabajo.

Dejá tu opinión

comentarios