sanz unen

julio 30, 2014 1:08 pm

El senador radical Ernesto Sanz afirmó hoy que la Cámara alta podría “utilizar su reglamento” para disponer el “apartamiento temporal” del cargo de Amado Boudou, debido a su procesamiento judicial en la causa Ciccone, y ratificó que los bloques opositores no darán quórum, en el caso de que la próxima sesión sea presidida por el vicepresidente. “El reglamento establece la posibilidad de suspender o apartar temporalmente a alguno de los miembros del Senado. Esta idea es la que están elaborando (los presidentes de bloque) y hay que esperar en las próximas horas un pronunciamiento”, dijo el senador por Mendoza en diálogo con Radio Rivadavia. El también precandidato presidencial del Frente Amplio Unen (FAU) señaló que “el mecanismo” que establece el reglamento del Senado “permite el apartamiento temporal de alguno de sus miembros por distintas razones, para lo cual se necesitan también los votos del oficialismo” y dijo al respecto que “habrá que ver” qué postura toma la bancada del Frente para la Victoria.
Sanz formuló estas declaraciones luego de que el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, señalara que cometen “un error garrafal” los dirigentes opositores que reclaman que Boudou “pida licencia”, porque esta posibilidad “no está prevista en la Constitución Nacional”, salvo casos de “destitución, muerte, dimisión o inhabilidad”. “Lo que van a plantear los presidentes de bloque es un mecanismo, no sobre la base de la Constitución en sí, sino sobre la base del reglamento de la Cámara de Senadores”, subrayó. Sanz ratificó que los bloques opositores no darán quórum si la próxima sesión es presidida por el Vicepresidente: “Ayer (el martes) hubo una reunión entre los presidentes de los bloques de la oposición y se está elaborando una posición conjunta dirigida a evitar presencia de Boudou presidiendo las sesiones”.
El parlamentario opositor, presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), aseveró que la sesión que estaba prevista para este miércoles se postergó una semana por un pedido del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, que debe brindar su informe sobre la marcha del Gobierno. “Hoy (miércoles) había sesión porque estaba la presencia de Capitanich. Era una sesión especial, como todas las que giran alrededor del informe que presenta el jefe de Gabinete. Pero, como pidió por nota una postergación hasta el miércoles que viene, se trasladó la sesión, pero no por el tema Boudou sino por la posibilidad de que hoy se llegue a un acuerdo en Estados Unidos (con los fondos buitre)”, aclaró Sanz.
Al respecto, dijo que le “parece bien” que el país “al final del camino esté más cerca de un acuerdo y más lejos del default” y sostuvo que “cualquier alternativa que aleje a la Argentina de la cesación de pagos es buena”. “Lo que preocupa es cuáles son los efectos de esto sobre la economía real. Un default por sí solo no es la muerte, ni genera una explosión o crisis como hemos vivido en otras épocas a la Argentina, pero esa mala noticia se agrega a la mala noticia cotidiana de una economía que está en recesión, en desempleo, que tiene una inflación de 40 puntos y que no logra generar competitividad”, subrayó Sanz.

Dejá tu opinión

comentarios