Nota del día.foto1

diciembre 16, 2014 5:58 pm

Las agresiones sexuales contra mujeres en colectivos están en debate en todo el territorio nacional, a raíz de que las denuncias por este tipo de delito se incrementaron notablemente en los últimos años. En Mendoza, por ejemplo, durante este año se registraron 17 casos que fueron denunciados, mientras que el año anterior, el 6% de los casos de violencia contra mujeres se cometieron en el transporte público de pasajeros.

En respuesta a esta “moda”, varias provincias están tratando en sus legislaturas la implementación de “vagones rosas” exclusivos para mujeres. Pero esta posible solución tiene tanto partidarios como detractores: los que están a favor creen que la medida es un espacio de protección, mientras que los que están en contra consideran que es discriminatoria. Mientras tanto, son muchas las mujeres que, camino a casa o al trabajo, viajan sometidas a la enfermiza voluntad de alguien que aunque sea con una “apoyadita” está satisfaciendo sus deseos más perversos.

Las estadísticas no mienten: teniendo en cuenta sólo episodios denunciados, durante 2013 en la Argentina se registraron 1.139 casos de violencia sexual agravada contra mujeres y 168 de ellos ocurrieron en el transporte público. Subtes, trenes, andenes de estaciones, colectivos y taxis son los escenarios de los ataques, según datos del programa ‘Las víctimas contra las violencias’, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. En cuanto al corriente año, entre enero y mayo fueron asistidos 480 casos, de los cuales 36 (9%) ocurrieron en medios de transporte.

Al respecto, en la Policía de Mendoza se minimizó la problemática señalando que casi nadie denuncia abusos, aunque lo cierto es que varios organismos que defienden los intereses de las mujeres apoyan proyectos como el “vagón rosa” a raíz de la falta de control policial en los colectivos de la provincia. Inclusive, el fenómeno se reflejó en las casillas de reclamos de El Ciudadano, a las que llegaron fuertes denuncias que dan el alerta de algunos sátiros en los micros.

El pervertido del 19
“Me tomo el 19 que va a Luján desde el centro. Salgo de la escuela, y en el micro un tipo se sacó su miembro y mientras me miraba se lo acariciaba. Me agarró desesperación y me bajé del micro. A los días vuelvo a tomar al mismo colectivo y el tipo volvió a subir y me miraba como amenazando. Esta vez se me acercó más de la cuenta y me bajé de nuevo, en cualquier parada y sin saber qué hacer”. El testimonio pertenece a Micaela, quien tiene 13 años y, a pesar de su corta edad, ha sido sexualmente abusada en un colectivo. Y siempre por el mismo personaje.

El Ciudadano se contactó con empleados y choferes de la línea 19, quienes reconocieron los episodios y agregaron que en reiteradas ocasiones el sujeto fue bajado en una comisaría luego de ser descubierto tomando fotos por debajo de las faldas de las chicas. Pero ellos mismos reconocen que muy poco se puede hacer, ya que viajan solos y la atención siempre la ponen en la conducción de la unidad y muy pocas veces en la gente que sube o tiene que bajar./ Orlando Tirapu

Dejá tu opinión

comentarios