notafoto1

noviembre 10, 2014 9:04 am

El mes pasado, el Ejecutivo provincial comunicó de manera estrepitosa que realizaría una campaña para mermar el consumo de cigarrillos entre los menores. Esta promoción fue repudiada por varias ONGs en pos de la salud y por legisladores opositores, ya que la consideraron una publicidad encubierta para alentar el consumo de tabaco.
Esta polémica campaña generó más desconfianza, ya que se emitió paralelamente al tratamiento de un proyecto de ley que está siendo analizado en la Legislatura para eliminar la publicidad de cigarrillos en los quioscos de la provincia.
Luego de las denuncias realizadas por las organizaciones no gubernamentales y por los legisladores opositores, el ministro de Salud, Matías Roby, se reunió con los referentes de estas instituciones para rever su postura.
Verónica Schoj, directora ejecutiva de la ONG Fundación Interamericana del Corazón, explicó sus sensaciones luego de la reunión con el funcionario. “Se mostró muy abierto y escuchó los argumentos acerca de por qué este tipo de acuerdos es perjudicial para la salud pública, dado que en todo el mundo ya se implementaron. Las tabacaleras desarrollan estos programas de prevención y no sirven para reducir el tabaquismo ni el acceso, en cambio, sirven para mejorar la imagen de las empresas”, comentó.
Ahora, el ministro tiene en sus manos la decisión de dar marcha atrás con el convenio o de ponerlo en práctica.

Dejá tu opinión

comentarios