Pérez discurso

abril 1, 2015 5:40 pm

Esta semana con las complicaciones y los cambios de bolilla en el senado, y con la falta de pago a muchos estatales, Pérez con sus manos cavó su propia fosa.

La indignación por parte de los trabajadores públicos aumenta, mientras que el ministro de Hacienda, Juan Gantus, aseguró que el dinero ha sido enviado a los bancos y que se desconoce el por qué aún no ha sido acreditado.

Lo cierto es que no es la primera vez que la amenaza de no pagar sueldos azota a los trabajadores mendocinos, y aquí no hablamos de aquellos que suman sueldos mayores de $17mil, hablamos de trabajadores rasos que apenas si alcanzan a completar la canasta familiar.

En medio del caos que se ha vivido en las últimas horas, Pérez sigue de campaña y aprovecha cada momento libre que tiene para “salvar” a ciudadanos, en este caso, mediante la entrega de casas.

En la oportunidad el Gobernador, recorrió el Sur Provincial y entregó 108 viviendas del programa “Reconversión del Programa Federal de Construcción de Viviendas”.

Los beneficiarios fueron 30 familias que recibieron su hogar en el Barrio Palau Mahuida, ubicado en el departamento de Malargüe.

En su discurso, Pérez señaló que: “Dentro de todas las inauguraciones de todo lo que es la gestión pública, la inauguración de viviendas es algo especial,  por la emoción que tienen las familias”. El mandatario agregó: “Venimos de un conjunto de inauguraciones, entregamos 38 viviendas en General Alvear, 40 en San Rafael, y hoy 30 viviendas en Malargüe. Esto nos impulsa y nos da energía para continuar trabajando por Mendoza”.

Si pensamos en sus palabras, no podemos dejar de preguntarnos cómo se hace para trabajar en una Mendoza que hoy no respeta a sus trabajadores, que paga tarde y que impide una movilidad económica.

¿Dónde estamos parados? ¿Así habrá sido la Mendoza de espíritu grande que en algún momento imaginó el Gobernador?

Dejá tu opinión

comentarios