campo sirio

abril 7, 2015 8:46 am

“Nunca la situación en Yarmuk ha sido tan desesperada como ahora”, aseguró la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos.

Los combates en este campamento al sur de Damasco entre el Estado Islámico (EI), que penetró en el lugar a mediados de la semana pasada, y milicias palestinas afines a Hamas, han provocado la huida de al menos dos mil personas el pasado fin de semana. Varios miles más, sin embargo, permanecen atrapados en el interior.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha expresado una “gran preocupación” por la grave situación de los 18.000 civiles atrapados en el campamento y ha instado a las partes en conflicto en Siria a proteger a los civiles y a garantizar el acceso de la ayuda humanitaria a la zona.

Mientras, helicópteros del Ejército sirio sigue bombardeando algunas zonas del campo, informa Efe citando a activistas. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que aeronaves del régimen lanzaron seis barriles de explosivos en las calles Nuh, Mansura y Oruba, cerca del Cementerio de los Mártires.

“Hombres, mujeres y niños, sirios y palestinos por igual, permanecen aterrados en sus hogares, desesperados ante la inseguridad, la falta de alimentos y de agua, y profundamente preocupados ante los graves peligros que aún pueden sufrir si continúan las hostilidades”, afirmó la mencionada agencia. “No hay comida, no hay agua, y apenas hay medicinas”, explicó su portavoz, Chris Gunness.

Según los representantes de varias organizaciones políticas palestinas, el Estado Islámico controla entre un 80 y un 90 % de este campo de refugiados. Desde el miércoles, la milicia palestina Aknaf Beit Al Maqdish, cercana a Hamas, combate encarnizadamente a los yihadistas. Por su parte, el ejército regular sirio mantiene rodeado el campamento, que bombardea regularmente desde el aire con barriles explosivos.

Se desconoce el número de víctimas, pero el Observatorio Sirio de Derechos Humanos asegura que al menos 33 personas han muerto desde el inicio de los combates.

 

 

Dejá tu opinión

comentarios