perro artrosis

mayo 26, 2016 9:46 am

Con la llegada el inverno suelen intensificarse las dolencias osteoarticulares y nuestras mascotas al igual que los abuelos empiezan a sentir más seriamente los achaques. EL clima no es un factor generador de dolor pero el frio y los cambios barométricos aumentan las molestias en las articulaciones doloridas con artrosis.

Para entender el proceso debemos empezar por conocer de qué estamos hablando cuando decimos artrosis. Las articulaciones móviles están cubiertas por cartílago articular que protege al hueso propiamente dicho, este no posee sensibilidad dolorosa y es nutrido y conservado   por el líquido sinovial que también ejerce la función lubricar la articulación y evitar que los extremos choquen o entren en contacto entre sí.  La artrosis es una enfermedad degenerativa donde las condiciones de salud y protección del cartílago articular se pierden y las características del liquido sinovial no son normales.

El proceso comienza con lesiones en cartílago que comienza a dañarse  dejando expuesto el hueso que si posee terminales sensitivas, entonces con el afán de reparar el daño, el organismo comienza depositar calcio en las lesiones reparándolas imperfectamente con hueso nuevo. Así la articulación comienza a tener zonas desnudas de cartílago donde se producen roces, inflamación y dolor del hueso y sectores con zonas irregulares de hueso cicatrizal que trasforma una cavidad limpia y geométricamente correcta y saludable, en una irregular y llena de imperfecciones y dolor. Es una enfermedad degenerativa, progresiva e incurable y una vez que se instala nada la detiene.

Las articulaciones más comúnmente afectadas son las caderas aunque puede presentarse en otras como codos, rodillas, hombros y también en articulaciones diferentes como las de las vertebras en la columna. Si bien difieren algunos procesos, el resultado es similar en todas, deformación, roce, mas deformación, reparación y entonces aparece el dolor y la inflamación que domina y perpetúa el cuadro.  El aspecto más grave de los procesos artrósicos de la columna lo reviste el hecho de que al deformarse las vertebras pueden estrecharse los espacios intervertebrales y pueden comprimirse las raíces nerviosas e inclusive en casos más graves hasta la propia medula espinal generando marcado dolor y en ocasiones hormigueos, adormecimientos y hasta parálisis.

CAUSALES DE ARTROSIS

Los cuadros más habituales son aquellos que sobrevienen por el paso del tiempo, sin duda todos los gerontes poseen diferentes grados de artrosis, pero existen otras razones patológicas que la producen. Cualquier tipo de lesión que genere artritis, es decir inflamación severa y sostenida, es factible que en el futuro desarrolle artrosis. Entre algunas razones están las infecciones y cirugías articulares, enfermedades autoinmunes y hasta algunas enfermedades trasmitidas por parásitos.

Un capítulo aparte lo constituyen los defectos conformacionales y las enfermedades congénitas sean o no heredables. Unos malos aplomos, una dieta desbalanceada e insuficiente, el exceso de peso y anomalías del desarrollo pueden generar las condiciones ideales para que una marcha defectuosa de por vida produzca artrosis en la edad adulta. La displasia de cadera, de codo y la osteocondritis, son enfermedades ligadas a la herencia y existen razas predispuestas a sufrir estos defectos que pueden redundar en cuadros severos a muy corta edad.-

PREVENCIÓN

No existe una manera ciento por ciento efectiva para evitarla pero es importante trabajar sobre  los aspectos que podemos controlar o minimizar. En primer grado al elegir un cachorro de raza es importante conocer los antecedentes de los padres y abuelos porque la herencia es vital ya que existe una importante tasa de trasmisión de líneas familiares y de crianza. La elección de la dieta es otro dato fundamental ya que en la antigüedad se sostenía que a los perros de razas grandes y gigantes se les debía  suplementar con calcio, proteínas y vitaminas.

En la actualidad se sabe que la suplementación en exceso con esos nutrientes es peor inclusive que las carencias de los mismos. Como siempre el ideal es el equilibrio y debemos conocer que cada raza o mejor dicho cada tipología de perro, necesita una formulación dietaria apropiada. Es prioritario no fomentar el crecimiento veloz o excesivo en las primeras etapas de la vida ya que las razas poderosas y de crecimiento explosivo están propensas y mucho más  si usamos la antigua costumbre de criarlos con sobrepeso.-

TRATAMIENTO

Existen innumerables medicamentos para tratar la artrosis, pero ninguno cura la dolencia, todos apuntan a manejar algunos aspectos de la enfermedad y sobre todo el síntoma más importante que es el dolor. La mayoría de los pacientes se beneficiarán con el uso de los llamados antiartrósicos que son sustancias que aumentan la cantidad y calidad del liquido sinovial de las articulaciones promoviendo mayor salud de los cartílagos y una notoria disminución del roce articular disminuyendo así la inflamación y el dolor. Es decir que controlan el dolor de una manera  indirecta aunque en los casos más graves es necesaria la implementación de analgésicos veterinarios bajo prescripción médica  ya que junto con la limitación del ejercicio y el descenso de peso  ayudarán a mejorar la calidad de vida.

clinica web

Dejá tu opinión

comentarios