mascota hipotiroidismo

julio 6, 2016 12:28 pm

El hipotiroidismo es una enfermedad endocrina que afecta a un número importante de  pacientes caninos. Se define como la falta de secreción o acción hormonal de la glándula Tiroides.

La acción que ejerce esta glándula a través de sus hormonas regula prácticamente el metabolismo basal de todo el organismo, es por ello que su disfunción repercute en un sinnúmero de órganos y sistemas

Causas de Hipotiroidismo

Las causas más frecuentes son dolencias que asientan en la propia glándula y los mecanismos inmunológicos son responsables del 95% de los casos que producen inflamación, atrofia y disfunción glandular. Los tumores son extremadamente raros como causa de hipotiroidismo canino.

Síntomas

Los signos clínicos son muy variados ya que la tiroides regula  múltiples sistemas, aunque solo algunas de esas disfunciones se manifiestan visiblemente como síntomas concretos de anormalidad para los propietarios.

Las expresiones clínicas suelen desarrollarse en una edad media de 2 a 6 años y aunque en las razas predispuestas como el Bóxer, Doberman, Golden Retriever, Gran Danés, Caniche y Schnauzer, puede presentarse en edades más tempranas. La anormalidades más comunes son el letargo y el sedentarismo, son animales muy dormilones y friolentos, suben mucho de peso a pesar de que el consumo de alimentos no es elevado y tienen dificultades para la reproducción.

Es común encontrar libido baja, infertilidad y celos con intervalos muy prolongados o ausentes. Con mucha frecuencia las anomalías de piel se presentan como la única alteración crónica y recurrente con cuadros dermatológicos que reinciden sin alcanzar la cura definitiva ya que la enfermedad predispone a tales dolencias.

Suele observarse alopecias en los laterales del tronco, el pelo suele estar seco y desprenderse con facilidad, hay seborrea que se manifiesta como una caspa o como grasitud, la cola puede estar depilada y pigmentada denominándose vulgarmente cola de ratón. Son dermatopatías no pruriginosas aunque en ocasiones los cuadros se contaminan con microorganismos que pueden llegar a producir dermatitis y picazón.

En algunos animales se acumulan sustancias en el tejido subcutáneo de la cara que junto a la caída de los párpados le da una expresión triste o trágica que caracteriza a la enfermedad cuando se presenta. Algunos pacientes presentan trastornos neuromusculares como debilidad, rigidez o patologías focales de los nervios facial o trigémino.

Las anomalías cardiovasculares no son usuales pero pueden hacerse presente en algunos animales generando una disminución de la función cardíaca situación que se revierte conforme se  suplementen las hormonas.

Como los enfermos hipotiroideos suelen cursar con elevación de lípidos en sangre sobre todo el colesterol, en la cornea de algunos enfermos, se depositan estos lípidos generando turbidez otorgándole una coloración grisáceo nacarada.-

Diagnóstico

Generalmente con la constelación de signos y síntomas presentes el médico veterinario arriba a la sospecha diagnóstica que luego comprobará a través del uso de estudios complementarios. La obesidad sin justificación, la letargia y las anomalías de piel entre otros signos suelen ser suficientes para emprender la pesquisa diagnóstica que requerirá de análisis clínicos completos con estudios sanguíneos y urinarios generales y específicos.

Más allá que la confirmación de la enfermedad llega  a través del estudio de la concentración de hormonas tiroideas en sangre, es necesario estudiar los efectos del déficit hormonal en todos los sistemas ya que de hecho es común observar anemia y dislipemias, es decir, elevación de los niveles de lípidos como el colesterol en sangre que predispone al animal a sufrir ateroesclerosis.

En los pacientes que  presenten complicaciones cardiacas los estudios electrocardiográficos y ecocardiográficos son necesarios para determinar el alcance de la afección y plantear un tratamiento específico.

Las biopsias de piel se consideran necesarias en aquellos casos donde se sospecha que pueda coexistir más de una enfermedad ya que los estudios histopatológicos suelen revelar la presencia de una enfermedad endocrina pero no específicamente hipotiroidea, es por ello que siempre necesita de la correcta interpretación del profesional para establecer el diagnóstico especifico.

Tratamientos

El primer paso terapéutico es la suplementación directa de las hormonas tiroideas de forma diaria y  de por vida para normalizar los valores en sangre. Afortunadamente existen medicamentos que se administran por vía oral y muestran excelente respuesta y tolerancia sin presentar mayores efectos secundarios cuando son prescriptos por el  veterinario y controlado periódicamente.

Las complicaciones secundarias que pudieran presentarse, como la hipercolesterolemia y la obesidad pueden corregirse con la suplementación hormonal pero algunos casos requieren aportes de hierro y vitaminas o de dieta específica para corregir estos defectos.

El ejercicio serán bienvenido por el paciente que comenzará a mejorar su disposición para los paseos y esta medida contribuirá de manera saludable para disminuir el peso.

Para las dermatopatías el uso de champús medicados y antibióticos suelen ser necesarios pero el propietario debe tener paciencia ya que estos trastornos suelen ser las anormalidades que mas tardan en equilibrarse.

Tanto en los cuadros severos como en los más sutiles la pesquisa diagnóstica permite confirmar la enfermedad y tratar eficientemente a los pacientes permitiéndoles recuperar una excelente calidad de vida.

clinica web

Dejá tu opinión

comentarios