servini carlotto

agosto 30, 2014 9:00 am

La jueza federal María Servini de Cubría consideró que Abuelas de Plaza de Mayo quiere “desviar la investigación” sobre la apropiación de Ignacio Guido Montoya Carlotto, luego de que se abriera la posibilidad de que la causa pase a manos de la Justicia Federal de La Plata.
Desde que se conoció la identidad del nieto de Carlotto se abrió un conflicto con Servini de Cubría, dado que la familia de la presidenta de Abuelas acusa a la jueza de haber filtrado el nombre adoptivo de Ignacio Hurban, ahora conocido como Ignacio Guido Montoya Carlotto. Guido fue el nombre que su madre, la joven secuestrada y asesinada durante la dictadura Laura Carlotto, le había puesto al nacer y antes de ser apropiado.
La magistrada cree que las Abuelas de Plaza de Mayo quieren “desviar la investigación” porque se oponen a la citación de los padres de crianza del joven, una pareja de peones rurales de Olavarría que -según indicó Guido- desconocía que se trataba de un hijo de desaparecidos. “Si llamo a los padres de crianza, va a haber problemas”, sostuvo Servini y, tras subrayar que todos los apropiadores de las causas que ella investigó fueron condenados, agregó: “Para mí son apropiadores hasta que se demuestre lo contrario”.
Por otra parte, se refirió al fallecido presidente de la Sociedad Rural de Olavarría, Carlos Francisco “Pancho” Aguilar, señalado como el hombre que entregó a Ignacio-Guido al matrimonio que lo crió, y afirmó que “no hay nada en la investigación que pruebe eso”.

Dejá tu opinión

comentarios