0014406428

marzo 12, 2016 2:54 pm

La Policía brasileña detuvo a siete jugadores del Plantel Superior del equipo de rugby argentino Los Cedros en Río de Janeiro por golpear en una discoteca a un comisario que intentó detener una gresca, informaron hoy fuentes oficiales. Tres de ellos fueron luego liberados, aunque se les retuvo el pasaporte y su salida del país depende de una decisión judicial.

Los incidentes ocurrieron durante la madrugada del viernes en la discoteca Palaphita del barrio de Gávea, en la zona sur de Río de Janeiro, y empezaron por motivos aún no esclarecidos, aunque al parecer se habrían debido a “algunas provocaciones” entre los argentinos y un grupo de brasileños, según la oficial Agencia Brasil.

Captura del Twitter del Club Los Cedros: la cuenta fue eliminada de la red social

El comisario Gustavo Ribeiro, quien se implicó en la pelea, acabó con una fractura en el maxilar y un diente roto y denunció por “lesiones corporales graves” y “desacato” a los argentinos, que llegaron a Río de Janeiro para disputar unos partidos amistosos.

El juez Marcello Baptista aceptó la denuncia y ordenó la detención preventiva de los jugadores Patricio Velázquez, Hernán Gabriel González, Adrián Augusto Donato y Tomás Fernández, quienes fueron ingresados en el presidio de Bangú.

La discoteca Palaphita del barrio de Gávea, en la zona sur de Río de Janeiro

Ignacio Iturraspe, Matías Tapia y Fermín Ibarra, los otros tres jugadores implicados en los incidentes, fueron liberados, pero en forma provisional y no podrán abandonar el país hasta que el juez lo autorice.

En la decisión que justificó el arresto, el juez indicó que los detenidos “son deportistas con un porte físico superior al de un hombre medio común y practican un deporte en que el adquieren pleno conocimiento de la fuerza que pueden emplear contra otros”.

Dejá tu opinión

comentarios