6177786871675112157489745215487

noviembre 19, 2014 9:00 am

Un nuevo martes sumamente intenso se esperaba entorno a la casa madre del fútbol argentino. Es que, tal como venía sucediendo en el último tiempo, varias reuniones estaban pactadas para ir diagramando qué sería del futuro de la Primera División. Mientras en horas del mediodía se iba a dar un cónclave con los representantes de la B Nacional, por la tarde se iban a llevar las conclusiones de dicha charla a la reunión de Comité Ejecutivo que se desarrollaría en el predio de Ezeiza.

Y de allí comenzaron a surgir rápidamente algunas versiones. Vale recordar que una importante disputa ya se había entablado entre el ‘G-10’ (encabezado por los cinco grandes, más Vélez, Newell’s, Rosario Central, Belgrano y Godoy Cruz) y el ‘grondonismo’. La idea de los poderosos(que fue modificada con el correr de las reuniones) finalmente fue la de proponer un campeonato ‘corto’ de febrero a junio dividido en dos zonas, con más descensos que ascensos, para luego sí comenzar con un certamen largo con menos de 30 participantes (esto para amoldar el calendario al mercado europeo). En tanto, el ‘grondonismo’ también tenía definida su idea y pasaba por apostar directamente a un torneo de febrero a dicembre de 2015, tal como habñia quedado estipulado bajo el mandato de Julio Grondona.

Finalmente, hubo principio de acuerdo. Aunque aún falta la aprobación del Fútbol Para Todosel primer ‘round’ tuvo un ganador y resultaron ser los ‘grandes’. ¿Por qué? Pese a que restan algunos detalles por pulir, se terminó imponiendo la idea inicial que había planteado el presidente de Boca, Daniel Angelici. Que el primer semestre de 2015 se dispute un torneo corto con los 30 participantes divididos en dos zonas de 15. El único punto en que debieron ceder es en el tema de los ascensos y descensos, ya que directamente no habrán (así las cosas, la B Nacional jugaría los primeros seis meses sin luchar por un boleto a la elite del fútbol argentino).

Dejá tu opinión

comentarios