beba

noviembre 7, 2016 6:21 pm

La pequeña Paisley Morrison-Johnson, de Dakota del Sur, padece síndrome Beckwith Wiedemann, una enfermedad genética de sobrecrecimiento asociada con un elevado riesgo de tumor embriónico.

Algunas consecuencias de la enfermedad –causada por mutaciones en reguladores del crecimiento en el cromosoma 11- puede provocar peso elevado al nacer y la lengua grande. Lo último ocurrió con Paisley.

La beba tuvo que ser operada de urgencia, ya que podía asfixiarse. El síndrome afecta a uno de cada 11.000 nacimientos. No obstante, los médicos aseguraron que la lengua de la niña, que llegó a crecer más del doble del tamaño de su boca, era una de las más grandes que vieron en toda la vida.

Dejá tu opinión

comentarios