yihadistas

junio 12, 2015 5:39 pm

Una “supuesta promesa” de un paraíso con vírgenes para quienes caen en combate, un Califato con territorio real, que crece por momentos…y un sueldo nada despreciable para jóvenes musulmanes desarraigados de las grandes urbes occidentales. El marketing del Estado Islámico (EI) en los ambientes radicalizados se vende solo, y explica la preocupación de los dirigentes occidentales por contener el éxodo permanente de candidatos a yihadistas en dirección a Siria e Irak.

Fuentes del Departamento de Estado estadounidense, citadas por la publicación “Business Insider”, estiman que el sueldo medio que cobra un combatiente occidental en las filas del EI ronda los 1.000 euros mensuales, más alojamiento y viáticos en caso de que cuente con mujer y con hijos. Los sueldos más bajos del aparato institucional levantado en pocos meses por el “califato” corresponden a los yihadistas sirios e iraquíes, que cobran en torno a los 300 euros mensuales. Turcos, tunecinos y marroquíes disfrutan de salarios ligeramente superiores.

En una sesión a puerta cerrada con congresistas, el subsecretario de Estado del Tesoro de EE.UU., David Cohen, confirmó la estructura de sueldos en el interior de Estado Islámico, con sustento en el generoso presupuesto del Califato.

Washington cree que el Estado Islámico ya no obtiene su millón diario de dólares por la venta ilegal de petróleo, pero en cambio ha incrementado sus recursos de financiación por otras vías: las donaciones de fundaciones islamistas radicales (que Occidente trata en vano de contener), las extorsiones en los territorios conquistados de Siria e Irak, los secuestros, los impuestos y el contrabando.

En sus declaraciones a una web islamista con sede en Londres, “Al Araby al Jadeed noticias”, una de las autoridades del Califato en la ciudad iraquí de Mosul se jactó recientemente de que el Estado Islámico cuenta para el ejercicio de 2015 con un presupuesto de 2.000 millones de dólares, más que suficiente para pagar sueldos y armas, adquiridas en el mercado negro o capturadas al ejército iraquí.

Las fuentes de inteligencia occidentales estiman que el número de yihadistas del Estado Islámico oscila entre 20.000 y 30.000 combatientes, de los que entre 5.000 y 6.000 son europeos con teórico pasaporte de vuelta al viejo continente.

 

Dejá tu opinión

comentarios