Tatoué

agosto 8, 2016 7:49 am

Un equipo de estudiantes de la escuela de diseño ENSCI Les Ateliers en París (Francia) acaba de demostrar que las máquinas no solamente pueden realizar cálculos aritméticos, sin que también se pueden dedicar a la industria del tatuaje. Tal como lo leés.

El objetivo de este grupo consistía en la fabricación de un robot industrial con la capacidad de hacer tatuajes de manera autónoma, a partir de una base de datos de imágenes. Comenzaron el proyecto en 2014, momento en el que desarrollaron una máquina de tatuajes modificando una impresora 3D. El dispositivo, al que bautizaron con el nombre de “Tatoué”, podía dibujar diseños con tinta sobre la piel.

563224db2bdc3

Después de varios experimentos con la impresora 3D, continuaron trabajando con ayuda de investigadores de la compañía Autodesk. Gracias a esta colaboración, en el siguiente paso conectaron el sistema en un brazo robótico industrial para convertirlo en un tatuador automatizado.

El proceso que sigue el robot para hacer el tatuaje es el siguiente: en primer lugar, efectúa un estudio de la parte del cuerpo con la que se va a trabajar para crear una imagen 3D. Después, los investigadores utilizan un software especializado para ajustar el dibujo a la zona que se va a tatuar, cargan la información y el androide comienza el trabajo.

En este video se explica cómo funciona Tatoué:

De momento el robot solo ha realizado diseños sencillos. El equipo de estudiantes continuará trabajando en su optimización para que pueda atreverse con dibujos más complejos.

Dejá tu opinión

comentarios