mand

octubre 1, 2016 10:20 am

El presidente Mauricio Macri recibirá el próximo lunes a su par de Brasil, Michel Temer, en la Quinta de Olivos y, en medio de un almuerzo, analizarán una variada agenda de temas que va desde el comercio bilateral hasta la seguridad fronteriza, pasando por la situación regional y la necesidad de forjar un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea.

El jefe de Estado brasileño tendrá un rápido paso por la Argentina, en lo que será su primer viaje al exterior para mantener una reunión bilateral.

En las cinco horas que estará en el país, tras ser recibido por la canciller, Susana Malcorra, el jefe del Palacio del Planalto se trasladará a la Residencia Presidencial de Olivos para mantener un almuerzo con Macri y analizar varios puntos que son de interés para ambos mandatarios.

Ambos jefes de Estado “pasarán revista” a aspectos concernientes temas regionales y multilaterales como “el fortalecimiento económico y comercial del Mercosur y las relaciones externas del bloque”, añadió el Palacio de Itamaraty.

En el plano económico, la caída de la economía brasilera afectó las exportaciones de la Argentina, ya que se trata del tercer socio comercial de Brasil a nivel mundial y el primero en América Latina.

Si Brasil estornuda, la Argentina tiene neumonía”, graficó la ministra de Relaciones Exteriores y Culto hace algunos meses, cuando todavía no se había concretado la destitución de la referente del Partido de los Trabajadores (PT).

El Mercosur será otro de los puntos importantes que pondrán sobre la mesa Macri y Temer, ya que coinciden en que el actual desempeño de la alianza comercial no beneficia a ninguno de los estados miembro.

Respecto al Mercado Común del Sur, ambos mandatarios también insistirán en la necesidad de lograr un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), lo que consideran vital para mejorar los rendimientos de la economía de la región.

También se pondrá sobre la mesa la seguridad en los casi 1.300 kilómetros de fronteras que comparten ambos países y que suelen ser aprovechados por narcotraficantes y contrabandistas, ya que se trata de zonas de frondosa vegetación.

Dejá tu opinión

comentarios