lear

agosto 8, 2014 10:53 am

La autopista Panamericana es escenario de un espectáculo inédito. Tal como sucedió días atrás, trabajadores despedidos de Lear y militantes de partidos de izquierda iniciaron una “caravana solidaria” a muy baja velocidad, que funciona como un virtual piquete al tránsito, según informa Infobae.com.
Esta vez la Gendarmería estaba preparada y esperó a los manifestantes con remolques. Ahora los efectivos de la fuerza de seguridad aseguraron que tienen orden de un juez de faltas para avanzar con el secuestro de los vehículos en virtud de la violación de las normas de seguridad vial. En un breve contacto con la prensa, uno de los jefes del operativo dijo que no iban a retirar los autos con personas adentro.
La intervención de la Gendarmería trabó por completo el tráfico en Panamericana y ahora hay varios kilómetros de cola a partir del kilómetro 31, a la altura de Pacheco, mano hacia el norte. La protesta se inició temprano, con una movilización sobre la colectora. Exigen la reincorporación de 60 trabajadores que fueron despedidos.
Ayer la autopartista anunció que la planta estará cerrada por 15 días “ante la imposibilidad de garantizar la seguridad de las operaciones”. Los gremialistas temen que el parate sea definitivo. Esta mañana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, apuntó contra el Partido Obrero y dijo que el pago de los salarios está garantizado. (foto: gentileza infobae.com)

Dejá tu opinión

comentarios