Francisco Pérez

abril 29, 2015 4:01 pm

Quizá no sea tan famosa como su Gioconda, pero la Ultima Cena del renacentista Leonardo Da Vinci, ubicada en una Iglesia de Milán, es la que mejor expone la majestuosidad de su obra y los secretos que quiso plasmar para la posteridad.

Y es que; en el Cenacolo Vinciano nadie es lo que parece, los apóstoles dicen demasiado con sus instrumentos y hasta hay rostros en los que se utilizaron mujeres, porque se necesitaba de la dulzura que representan los rasgos femeninos.

Sin embargo, y aunque el fresco representa el emblema de los creyentes con la Cena Pascual, la traición y el engaño está también frente a nuestros ojos, sólo hay que saber leerlos.

La analogía es necesaria si imaginamos a un Gobernador, sentado en una mesa junto a sus funcionarios más allegados, preparándose para ceder su puesto, sin saber quién es de fiar. Con esto estamos muy lejos de comparar a Francisco Pérez con Dios, sólo queremos destacar la falta de confianza que se respira en el Cuarto Piso de Casa de Gobierno, en dónde nadie es quien dice ser y las cosas no salen como se espera que salgan.

A horas del discurso más esperado a nivel político del año, Francisco Pérez, se sigue mostrando cerca de los departamentos que más votos justicialistas sumaron y por ese motivo se lo pudo ver en  la inauguración del nuevo edificio del jardín integral nucleado Profesora Laura de Lourdes Trigo en Santa Rosa. Allí, y en medio de un clima festivo, dijo las palabras que siempre dice y las promesas que siempre se esperan: “Somos la única Provincia que tiene 100% de cobertura en salas de 4 años, de nivel inicial. Esto marca la política que nos ha guiado desde el principio en Educación y que tiene que ver con garantizar el acceso a todos los chicos mendocinos a los distintos niveles, así como apoyar a la comunidad en lo que realmente se requiere ” explicó el Gobernador.

Continúa buscando aliados, pero esta vez, ya no en los políticos que tiene cerca, sino en los votantes  y a nivel nacional. No olvidemos que hace unos días el Gobernador y su esposa, Celina Sánchez recibieron a Karina Rabolini, esposa del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli. Fue en Casa de Gobierno, en una reunión que ahondó sobre la agenda que tendrá Scioli en su próxima visita a nuestra provincia, que sería en mayo, tema que se trabaja en conjunto con Adolfo Bermejo y Diego Martínez Palau.

No mucho más, quizá demasiado esperable todo, por parte de todos, frente a las acciones de los políticos no hay demasiados secretos que (aunque estuviesen pintados en un fresco) se puedan guardar.

Dejá tu opinión

comentarios