ATENTADO TURQUIA

agosto 21, 2016 11:17 am

Por lo menos 50 personas murieron en un atentado suicida durante una boda en el sureste de Turquía que, según el presidente Recep Tayyip Erdogan, fue cometido “probablemente” por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

En el lugar se encontraron restos de un chaleco de explosivos, anunció la fiscalía, confirmando así la tesis de un atentado suicida en la ciudad de Gaziantep, cerca de la frontera siria.

“El número de muertos en este atentado terrorista es hoy de 50”, anunció el gobernador de la provincia, Ali Yerlikaya.

Es el atentado más sangriento en Turquía, escenario desde hace un año de una oleada de ataques atribuidos al EI o a los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), sobre todo en Ankara y Estambul.

El atentado fue cometido el sábado por la noche durante una boda a la que asistían muchos kurdos y causó además un centenar de heridos.

En un comunicado, el presidente Erdogan afirmó este domingo que no hace “ninguna diferencia” entre el predicador en el exilio Fethullah Gülen, al que acusa de urdir la intentona golpista del 15 de julio, los rebeldes del PKK y el grupo yihadista EI, “probable autor del atentado de Gaziantep”.

BOMBA CASAMIENTO

Un responsable turco declaró que “la ceremonia se celebraba al aire libre” en un barrio de Gaziantep con fuerte concentración de kurdos, lo que refuerza la pista yihadista.

Los novios sobrevivieron a la matanza. La novia Besna Akdogan está muy conmocionada y se ha desmayado varias veces. “Han convertido mi boda en un baño de sangre”, declaró a la agencia de prensa Anadolu. Ella resultó herida leve y fue dada de alta este domingo.

La agencia Dogan afirma que un suicida se mezcló con los invitados, entre los que había muchas mujeres y niños, y detonó la carga explosiva. Por su parte, las fuerzas de seguridad buscan a dos personas que lo acompañaban y que huyeron tras el ataque.

Los testigos describen una escena dantesca.”Cuando llegamos había tantos muertos, una veintena”, cuerpos con “la cabeza, el brazo o la mano desperdigados por el suelo”, contó un hombre. Son trozos de hierro que entraron en los cuerpos de nuestros familiares, estas bolas los han matado, no hay nada más que decir”, declaró un testigo.

 

Dejá tu opinión

comentarios