_DSC4389

diciembre 3, 2014 1:00 pm

En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, se realiza un recorrido por el establecimiento citadino que se dedica a generar oportunidades. Desde 1993 funciona en la calle Perú la Casa del Discapacitado, un lugar donde más de 70 chicos con capacidades especiales se desarrollan en ámbitos recreativos, deportivos, laborales y artísticos. Estas actividades se manifiestan a través de los distintos talleres que se dictan para los participantes no sólo de Ciudad, sino del Gran Mendoza.

La Casa del Discapacitado lleva 21 años educando, concientizando y conteniendo a más de 70 chicos de la Ciudad y de la provincia. El municipio fue el primero en incorporar talleres de capacitación laboral para concretar la integración social en la búsqueda de trabajo. Los talleres que se realizan son: cocina, bordado, tejido, pintura en tela, velas, sahumerios, apoyo escolar, terapeuta, orientación y movilidad con pérdida de visión, braille, lengua de señas, mimbre y más.

Dos de las actividades que despiertan mayor interés en los chicos son la fabricación de huevos de pascua y el viaje anual a Chapadmalal. Otra de las tareas, es la confección de bolsas de residuos y el servicio de intérpretes, que consiste en un grupo de personas que acompañan a los chicos que necesitan ser entendidos para realizar trámites o asistir al médico.

A las 8 am, los chicos ingresan a la casa y comparten lo que vivieron el día anterior, luego se distribuyen en los talleres, desayunan y continúan con sus tareas laborales. La misma dinámica se aplica en el turno tarde. El equipo profesional, compuesto por un psiquiatra y el instructor del taller, evalúa la situación particular de cada chico y realiza la admisión y el seguimiento. Quien desee ingresar a la Casa del Discapacitado deberá pasar por esta instancia y presentar el certificado de discapacidad, entre otros requisitos. El ingreso es gratuito.

 

Dejá tu opinión

comentarios