0011510892

septiembre 6, 2014 5:57 pm

Claudio Aquino perdió el control de su vehículo cuando conducía por una de las calles principales de la capital provincial. Su auto se estrelló con otro que estaba estacionado y finalmente se topó con un segundo que era conducido por un bombero. El operario fue hospitalizado con heridas leves, mientras el futbolista no sufrió percances. El personal policial constató que tenía 1,8 grados de alcohol en sangre.

Estuvo muy cerca de ser transferido a Racing en el mercado pasado, después de tener buenas actuaciones en el campeonato anterior. Perdió consideración con Carlos Mayor y no había sido convocado para el encuentro de mañana ante Defensa y Justicia. Esta mañana, Mendoza tuvo que lamentar un accidente automovilístico que, de milagro, no tuvo víctimas mortales ni graves.

“Mi auto estaba bien estacionado, me chocó la parte izquierda e involucró además a otro auto, de un bombero”, reveló Francisco Barraco, dueño de uno de los coches. El otro propietario fue trasladado a un hospital cercano para ser sometido a estudios médicos por algunas heridas leves, que no revestían gravedad. Cabe aclarar que el futbolista terminó ileso.

El automóvil del ex Ferro y Defensa y Justicia fue trasladado por un remolque después de haber quedado apostado sobre una acequia. El choque tuvo origen a alrededor de las 8 de la mañana, según cuentan los testigos, que afirmaron que el jugador de Godoy Cruz venía a alta velocidad.

Dejá tu opinión

comentarios