Crimen Vistalba 2

marzo 16, 2015 11:03 am

Este lunes comienza el juicio al ex oficial ayudante de la Policía de Mendoza Martín Berdejo, y a Maximiliano Guerra, ex empleado judicial, por el doble asesinato de una pareja narco chilena que residía en Vistalba, en el departamento de Luján de Cuyo. El proceso judicial tendrá lugar en la Cuarta Cámara del Crimen, y sobre ellos recae el cargo de homicidio criminis causa (es decir, cometieron un asesinato para tapar otro delito). Por estos hechos, ambos recibirían prisión perpetua.

Son algo más de 40 los testigos que desfilarán en el juicio. Entre ellos se encuentra Juan Carlos Caleri, jefe de la Policía de Mendoza, quien en ese entonces estaba a cargo de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico. Además, se espera la palabra de Marcela Arbona, quien era jefa de la División Escuchas Telefónicas.

Vale la pena recordar que ambos hombres (Berdejo y Guerra) estaban implicados en el crimen de Oscar Vinchuca Guzmán y de Carmen del Pilar Honorato (de 68 y 60 años de edad, respectivamente). Fue el fiscal de Delitos Complejos, Santiago Garay, quien dispuso inmediatamente que ambos imputados por el doble crimen fueran enviados a distintos calabozos, aunque en el mismo penal, para evitar que la investigación se viera complicada.

Este hecho fue muy significativo, ya que Martín Berdejo trabajaba precisamente en el área de Narcocriminalidad. El matrimonio de chilenos narcos fue asesinado el 11 de octubre de 2013 en una lujosa vivienda de Aconcagua al 2600, en Vistalba. Pero pasaron cuatro días hasta que los investigadores pudieron dar con los cuerpos. Este detalle fue aportado por el Cuerpo Médico Forense y la Policía Científica.

Según el fiscal Santiago Garay, hubo al menos cuatro personas que habrían participado del hecho. Por esto, mandó a hacer peritajes en 40 armas del personal de todas las secciones que forman parte de la Dirección General de Lucha contra el Narcotráfico.

Berdejo, detenido en Buenos Aires, era el encargado de monitorear la casa de Oscar Guzmán, y además tenía acceso a las escuchas telefónicas. Asimismo, en aquel entonces se esperaba un cargamento de 300 kilos de droga vía Bolivia, con destino a Europa.

Tanto Oscar Guzmán como su esposa Carmen del Pilar Honorato eran conocidos dentro del ámbito policial por sus entradas y salidas producto de sus actividades narcos, y pos sus contactos con la mafia italiana.

Dejá tu opinión

comentarios