Mendoza. Penitenciaria Cacheuta. Fuerte operativo en la madrugada del Grupo GEO, al frente del pabelló 5, preparados para intervenir en el rescate de los rehenes.
Delfo Rodriguez / FOTOREPORTER

mayo 30, 2016 7:31 am

Un interno de 22 años fue asesinado dentro del Complejo Almafuerte, de Cacheuta, en medio de una riña entre presos. La víctima se llamaba Andrés Peñaloza, cumplía 17 años de condena por secuestro y homicidio, y por el hecho quedó identificado el autor: se trata de Diego Casanova Trigo, conocido como “Picurú“, o más popularmente, “Matapresos“. Este último mote se lo ganó después de haber sido responsable de, al menos, tres muertos que residían dentro de la cárcel de las montañas.

El hecho sucedió el domingo 29 por la tarde, dentro del pabellón considerado como de “Máxima seguridad“. Según las primeras informaciones, hubo una pelea entre los integrantes del pabellón 5B y Peñaloza recibió un golpe con un elemento contundente en la cabeza. Murió poco después, a pesar de los esfuerzos de médicos y penitenciarios.

Las cámaras de seguridad registraron todo, y es así que el “Picurú” enfrenta una situación más que complicada. Básicamente, por el prontuario que carga sobre sus espaldas.

Un preso extremadamente peligroso

El autor de la muerte de Peñaloza es un individuo tristemente popular: Diego Casanova Trigo, alias “Picurú” o “Matapresos”

La situación procesal del “Picurú” quedó bastante complicada, ya que con esta muerte del domingo suma cuatro asesinatos, tres de ellos estando encarcelado.

-El primer hecho registrado data del 13 de octubre de 2004, cuando en un asalto en el barrio México (Maipú) asesinó al dueño de una casa que iba a asaltar. Lo condenaron a 20 años de prisión.

-El 27 de noviembre de 2006 asesinó de 20 puñaladas a otro interno, en Boulogne sur Mer

-En abril de 2010, en Cacheuta, mató a un interno que estaba preso por abuso sexual. Por este hecho recibió prisión perpetua en marzo de 2013.

Dejá tu opinión

comentarios