euu

noviembre 9, 2016 3:55 pm

La estadounidense Amanda Clark, de 26 años, fue acusada de causar la muerte de su pequeña hija por dejarla en la bañera e irse a otra habitación para tener sexo.

La joven abandonó a sus tres niñas, de 6, 3 y 2 años, en la bañera mientras ella mantenía relaciones sexuales.

La bebé de 2 años murió en el hospital, a donde fue trasladada después de que su hermana, de 3, la empujara hacia el fondo de la bañera.

La mayor de las nenas fue la que poco después le avisó a la madre que la pequeña había parado de respirar.

El sheriff del condado, Lane Akin declaró que “por supuesto, la niña de tres años no tenía ni idea de qué estaba sucediendo y las implicaciones que podía tener”.

Dejá tu opinión

comentarios