0009856521

julio 29, 2015 8:07 am

Un episodio de indignantes ribetes tuvo por escenario una clínica ubicada en la bonaerense localidad de San Justo donde por causas que son motivo de investigación desapareció el cuerpo de una mujer de 79 años, fallecida el lunes.

En tanto, familiares de la abuela radicaron denuncias en la seccional y fiscalía local. Andrea, nieta de Secundia Pérez, expresó en diálogo con Crónica que publica la noticia en tapa de su edición impresa: “Mi abuela ingresó a la clínica Los Cedros, en horas de la mañana, con un fuerte dolor abdominal. Le dijeron que tenía inflamado los intestinos y le aplicaron dos inyecciones. Pocas horas despúes hizo un paro cardiorrespiratorio del que no pudo salir”, dijo la joven.

Los familares de Secundina señalaron que no tienen ninguna duda que esas dos inyecciones fueron las que provocaron el deceso de la anciana. “Mi abuela era diabética, cosa que presuntamente desconocían los médicos del centro asistencial ubicado en Entre Ríos y Humberto Illia”, comentó Andrea.

En la noche del martes, familiares de la abuela confirmaron que el cuerpo le fue entregado a otra familia que ya lo sepultó. “Lo cierto es que es que tras el deceso de mi abuela, mis tios que fueron a reconocer el cuerpo no pudieron hacerlo. En la morgue le mostraron tres personas fallecidas en las últimas horas y no era ninguna de ellas. En ese instante se vivieron momentos de tensión ya que nadie sabía explicar lo que ocurría”, agregó Andrea.

Dejá tu opinión

comentarios