queen-toons

noviembre 29, 2016 7:00 pm

Una travesti contó a través de las redes sociales el calvario que sufrió durante dos años en el instituto Próvolo, de Luján de Cuyo, y aseguró que “era como ir al infierno”.

“Un cura me manoseaba cuando me iba a descansar”, dijo Néstor Mercau, alias Queen Toon, quien este lunes llegó desde San Luis para declarar en la oficina fiscal 15, de Carrodilla, en torno al caso en el que detuvieron a dos curas y dos empleados por abusar de menores hipoacúsicos de entre seis y 17 años, informó NA.

Mercau explicó: “Yo también fui abusada por esa escuela. He visto maltratar a mis compañeros, también me golpearon hasta dejarme moretones en las piernas. Nunca dije nada porque me amenazaban con que si abría la boca me iban a expulsar a mí y a mi hermana”.

“Ahora dije basta, debo decirlo a mis padres que un cura me manoseaba cada vez que me iba a descansar, sentía miedo, no sabía qué tenía que hacer, tenía ganas de llorar y salir corriendo a pedir ayuda”, escribió la travesti en su perfil de Facebook.

En el relato de su historia mencionó: “Nos encerraban en un sótano como tres veces, unas tres horas, era muy horrible, donde había palomas muertas, ratas, arañas y hacía mucho frío. No aguantábamos más con mis compañeros, nos metían en el sótano por portarnos mal. Éramos niños muy inocentes como todos los niños”.

“Sufrí mucho en esa escuela y sufrimos más de dos años. Era como ir al infierno y nos maltrataban, obligaban a los niños a comer todo cuando uno se llena y no quiere más. Era muy horrible y creía que era la única que fui manoseada por un sacerdote, pero no me confundí, no era solamente yo”, agregó.

Dejá tu opinión

comentarios