infancia3

julio 9, 2015 5:16 pm

Se veía venir, aunque nadie imaginó que fuera tan fuerte. Las vacaciones de invierno en Mendoza cuestan hasta un 35% más que durante el mismo período del año pasado.

Según datos proporcionados por comerciantes, operadores turísticos y representantes de los consumidores, las subas son las más fuertes desde las vacaciones del 2002, cuando presentaron un incremento del 41% (en promedio) respecto del receso escolar 2001.

Mejor quedarse en casa

Desde el Centro de Educación al Consumidor (CEC), Paloma Bokser, vicepresidente de la entidad, confirmó las sospechas en una comunicación con este medio y dijo que “las vacaciones llegaron con aumentos importantes, y entre los rubros más impactados por las subas están el de la alimentación y el de los espectáculos infantiles. En materia de viajes todo subió alrededor del 20% por el aumento de las naftas, pero también hay incrementos fuertes en alojamiento y, sobre todo, en comida”.

En tal sentido, destacó que los aumentos se notarán hasta en las escapadas y destacó la suba registrada sobre el fin de la última semana en el precio de los peajes al interior del país.

Pasajes y paquetes

Por otra parte, el aumento interanual de los combustibles determinó una suba en el transporte que ronda el 20%. Ese es el porcentaje, también, en que se incrementó de invierno a invierno el precio de los pasajes y los paquetes de temporada, según destacaron en las agencias de viajes consultadas, donde, sin embargo, sostienen que no se registra una sensible merma de la demanda.

Muy por el contrario, la característica de estos días previos a las vacaciones de invierno es que prácticamente no quedan paquetes para viajar a los destinos más típicos de este receso, como los centros de esquí, las Cataratas o el Noroeste del país.

Valeria Romero, encargada de una agencia de viajes local, destacó que “el aumento de los paquetes y pasajes para viajar por el país es de alrededor del 23%, mientras que en lo que tiene que ver con los viajes al exterior el incremento se relaciona con el valor del dólar, que el año pasado estaba a $8,15 y hoy a $9,05″.

Romero también destaca que el comportamiento de los turistas está centrado en reducir costos. “Se usan mucho las tarjetas que financian hasta en 18 cuotas y se pregunta mucho por promociones”, indica.

Fuera de los destinos argentinos, los que más convocan y mueven la demanda son los principales de Brasil y del Caribe, según destaca Romero.

Estrategias para reducir costos

Mientras tanto, desde las entidades de defensa del consumidor se promueven distintas estrategias para reducir el costo de las salidas en vacaciones.

Según afirma Paloma Bokser desde el CEC, hay algunos consejos que pueden permitir mantener a los chicos entretenidos sin gastar tanto.

Estas estrategias incluyen la constante comparación de precios, el estar atentos a las promociones, hacer un uso inteligente de las tarjetas aprovechando beneficios y descuentos, organizarse entre padres y no descartar salidas alternativas.

“Una de las modalidades que empezaron a utilizarse en los últimos años surge de los padres en las escuelas. Para algunos espectáculos infantiles que pueden resultar caros para el bolsillo familiar, los padres de chicos de un mismo colegio se asocian y compran entradas al por mayor. En muchos espectáculos infantiles se venden entradas a un costo menor si se compran en cantidad y esto permite reducir el gasto en el orden del 20%”, dice Bokser.

Para ella es fundamental la comparación de precios, teniendo en cuenta que “muchos comercios se aprovechan del aumento de la demanda durante el receso escolar e incrementan desproporcionadamente sus precios aprovechando que no hay controles del Estado. Por eso es importante comparar precios antes de comprar”.

Mientras, las entidades de defensa del consumidor destacan que son muchos los espectáculos gratuitos o de bajo costo que se pueden encontrar en cartelera durante las vacaciones de invierno, como para alternar las salidas “baratas” con otras más accesibles.

Finalmente, psicólogos especialistas en niños y adolescentes destacan que las vacaciones, además de ofrecer la oportunidad de organizar salidas con los chicos, representan una chance pasando más tiempo con ellos, compartiendo juegos creativos o hasta dejándolos que se aburran, que es una manera de estimular su creatividad.

En invierno se triplican los accidentes domésticos

Sólo durante el receso invernal del año pasado hubo 355 accidentes domésticos que terminaron con las víctimas en un hospital público.

Los casos más frecuentes entre los chicos son las caídas de la cama, la ingesta de cuerpos extraños o de remedios y las lesiones por muebles y electrodomésticos pesados.

¡Bajate de ahí!

Para muchos padres, las vacaciones de invierno y las bajas temperaturas implican tener un cuidado especial con sus hijos. Es que en esta época los accidentes domésticos se triplican y eso se explica con una obviedad: los chicos están más tiempo entre cuatro paredes.

Esta circunstancia determinó que en Mendoza los incidentes hogareños de este tipo se triplicaran durante esta parte del año en contraste con la temporada estival.

Por ejemplo, sólo en el Hospital Humberto Notti atendieron durante todo el año pasado cerca de 700 casos de gravedad, y muchas de las víctimas debieron quedar un largo tiempo internadas.

Pero el dato preocupante es que durante las vacaciones de invierno se atendieron 355 casos, y la mayoría de los episodios protagonizados por chicos estaban relacionados con la caída sobre ellos de algún mueble o electrodoméstico pesado, o bien, con la ingesta de algún químico o compuesto farmacológico.

Dejá tu opinión

comentarios