Nota salud vacuna

abril 21, 2015 5:03 pm

La vacuna contra la gripe es gratis, otorga inmunidad de 6 a 12 meses y debe aplicarse todos los años, en especial a los grupos de riesgo. En esta primera etapa, nuestra provincia recibe 81.600 dosis que están disponibles tanto en vacunatorios como en centros de salud y que serán repuestas en forma progresiva de acuerdo a la demanda.

El Ministerio de Salud de Mendoza informa que aún no hay circulación del virus de la influenza y que el retraso del lanzamiento de la Campaña Antigripal 2015 se debe al cambio de cepas en las vacunas utilizadas en el hemisferio norte. Es decir, la nueva vacuna actúa sobre los virus que se prevé que circularán durante esta temporada.

Cabe destacar que toda persona incluida en un grupo de riesgo debe acudir a recibir su dosis: niños de 6 a 24 meses, embarazadas, puérperas hasta el egreso de la maternidad, mayores de 65 años, personal sanitario y quienes tienen entre 2 y 62 años y padecen enfermedades respiratorias, cardíacas e inmuno deficiencias congénitas o adquiridas. A su vez, el grupo de riesgo incluye a pacientes entre 25 y 64 años que tengan alguna patología de base como diabetes, EPOC, asma, obesidad mórbida, VIH y pacientes oncológicos. Estos casos requieren orden médica.

La Gripe

Esta enfermedad remite a una infección de nariz, garganta y pulmones que se propaga con rapidez. La causa el virus de la influenza y se contrae al inhalar gotitas provenientes provenientes de la tos o los estornudos de alguien que la padezca. También puede adquirirse al tocar algo que posea el virus y luego llevar la mano hacia la boca, nariz o los ojos.

No se debe confundir gripe con resfriado aunque poseen síntomas similares. La primera suele contraerse una vez cada varios años mientras que el segundo puede sufrirse varias veces al año. Para poder distinguir entre ambos es preciso conocer los síntomas, los que por lo general aparecen de uno a siete días después de estar en contacto con el virus de la influenza. 

– Síntomas: 

* Fiebre entre 39° y 41°C. Con frecuencia los niños tienen fiebre más alta que los adultos.
* Dolores en el cuerpo.
* Escalofríos.
* Mareos.
* Enrojecimiento de la cara.
* Dolor de cabeza.
* Decaimiento.
* Náuseas y vómitos.

Entre el segundo y el cuarto día la fiebre y los dolores comienzan a desaparecer para dar lugar a nuevos síntomas:

* Tos seca.
* Dificultad para respirar.
* Mucosidad.
* Estornudo.
* Dolor de garganta.
* Reaparición de la fiebre en algunos casos.

Por lo general, la gripe mejora con reposo y antigripales de venta libre. Sin embargo, puede complicarse y derivar en neumonía, infección del cerebro (encefalitis), meningitis y/o convulsiones. Por ello es fundamental que quienes se encuentran en los grupos de riesgo acudan cuanto antes a la consulta médica frente a la aparición de los síntomas.

– Prevención

Toda persona debe adoptar medidas para evitar contraer o propagar la gripe y la mejor de ellas es recibir la vacuna antigripal. No obstante, es bueno ajustarse a las siguientes recomendaciones:

* Permanecer en casa y en reposo al menos hasta 24hs después de que la fiebre desaparezca.
* Usar máscara en caso de compartir ambiente con otras personas dentro o fuera del hogar.
* Evitar compartir alimentos, utensilios, tazas o botellas.
* Lavar las manos y usar desinfectante varias veces al día y siempre después de tocarse la cara.
* Cubrir la boca con un pañuelo de papel al toser y de inmediato arrojarlo a la basura. Si no se tiene este tipo de pañuelo a disposición, hay que toser o estornudar en el ángulo interior del codo.
* Evitar en todos los casos tocarse ojos, nariz y boca.
* Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casa u otros ambientes cerrados.
* Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.
* Evitar compartir cubiertos y vasos.
* Enseñar a los niños a lavarse las manos con frecuencia tanto en casa como en la escuela.

Es de vital importancia colocarse la vacuna contra la gripe porque miles de personas contraen la enfermedad cada año y muchas de ellas fallecen por problemas que derivan de ella. Por otro lado, la gripe implica una baja importante en la asistencia a ámbitos laborales y escolares por su rápida propagación en un corto periodo de tiempo. Tal es así que estudiantes y compañeros de trabajo se enferman al cabo de dos o tres semanas de la aparición del virus.

Por ende, toda persona que pertenezca a los grupos de riesgo debe vacunarse en forma gratuita en el marco de la campaña 2015 y todos aquellos que no lo están deben consultar a su médico y seguir sus recomendaciones.

Si querés saber cómo prevenir esta y otras enfermedades de invierno, ingresa a
http://www.ciudadanodiario.com.ar/enfermedades-de-invierno-prevenilas/

Dejá tu opinión

comentarios