indio1

diciembre 10, 2014 5:00 pm

En el marco del recital que el sábado el Indio Solari da en el Parque Agnesi de San Martín, se prevé una importante acción de vacunación que incluye también los días previos. La vacunación contra la Hepatitis B  es universal y gratuita y además, se ofrece la serología para la Hepatitis C. El objetivo es proteger contra estas enfermedades que adquieren formas crónicas cuando evolucionan y también informar sobre las formas de prevención y contagio.

La campaña se inspira en la frase “detectar y prevenir las hepatitis virales puede salvar tu vida” y subraya la importancia del diagnóstico al que se arriba con un simple análisis de sangre. Es bueno saber que la vacuna es el método más eficaz para prevenir la Hepatitis B por lo que acercarse al camión sanitario dispuesto en el predio del recital es una excelente oportunidad de protegerse; también lo es la posibilidad de obtener la serología de la hepatitis C porque no tiene vacuna pero  diagnosticarla a tiempo apareja un tratamiento que permite la cura.

Hay que recordar que las hepatitis virales atacan al hígado y pueden derivar en cirrosis, cáncer de hígado o necesidad de trasplante. Tal vez uno de los peligros más graves que implican es su silencio ya que se puede vivir con ellas sin saberlo, mientras tanto producen daño progresivo que en muchos casos se detecta cuando ya las lesiones son graves o irreversibles. En tal sentido, se calcula que en Argentina existe un millón de personas que la padecen y la gran mayoría lo desconoce; otro riesgo de esta situación radica en que estas personas contagian aun cuando los síntomas no se manifiestan. Ese contagio se produce cuando se entra en contacto con la sangre y/o los fluidos corporales de un enfermo.

Hay que destacar que las personas con mayor probabilidad de estar infectadas son las que recibieron donación de sangre o trasplante de órganos antes de 1992, consumen o consumieron drogas inyectables o inhalatorias al menos una vez en su vida, están o estuvieron en tratamiento de hemodiálisis, compartieron elementos personales como afeitadoras o cepillos de dietes de una con una persona infectada; se hicieron alguna vez tatuajes, piercing o acupuntura con elementos mal esterilizados y mantuvieron relaciones sexuales sin protección. También corren riesgo quienes tuvieron operaciones u otros procedimientos médicos con elementos mal esterilizados, son hijos de madres que tuvieron hepatitis B o C durante el embarazo, aquellos que tienen SIDA y los que trabajan en ámbitos de la salud que están expuestos a contacto con sangre.

Aprovechar este recital para vacunarse contra la hepatitis B es fundamental si, además, se tiene en cuenta que por su causa mueren al año 1.5 millones personas en el mundo y unas 240 millones desarrolla a largo plazo infecciones crónicas del hígado. En nuestro país es la principal culpable de hepatitis fulminante en adultos y una de cada 100 personas que la padece, muere por su causa. Por su parte, la hepatitis C es el principal factor de trasplante hepático en el país y de no diagnosticarse a tiempo se puede convertir en una enfermedad grave de por vida. En el mundo hay entre 130 y 150 millones de personas infectadas con su virus, un número considerable de ellas llegan a la  infección crónica y desarrollan cirrosis o cáncer de hígado; entre 300 y 500 mil mueren por año a raíz de enfermedades hepáticas relacionadas con esta infección.

Las hepatitis virales se consideran una epidemia por lo que es fundamental tomar conciencia, realizarse un test de diagnóstico y vacunarse a tiempo para evitar contagios, daños irreparables en el hígado y/o la muerte. Es importante decir que se contagian en forma similar al VIH,  sin embargo, son mucho más letales. Para mayor información sobre estas enfermedades ingresar a  http://www.ciudadanodiario.com.ar/vacunacion-contra-la-hepatitis/ .

Dejá tu opinión

comentarios